viernes, 10 de diciembre de 2010

¿Que sientes al escribir?

Es algo complicado de explicar, cuando escribo pongo la mente en blanco y me dejo llevar, mis dedos son los que piensan, no yo. Es divertido y a la vez una terapia, realmente es algo que me desahoga :)

Preguntas, dudas o sugerencias. Solo ponelo acá

miércoles, 8 de diciembre de 2010

One-Shot: Almas divididas. (Bill Kaulitz)

Este texto contiene escenas de sexo explicitas, así que si decides leerlo, queda bajo tu responsabilidad.
______________________________________________________________

Le di la vuelta a la página, el libro estaba cada vez mejor.
-¿Qué lees, amor?-Preguntó mi acompañante mientras intentaba espiar que era lo que me tenía tan atrapada.
-Un libro-Dije pagada de mí misma.
-Lo estoy viendo-Dijo con tono obvio y volvió a acomodarse entre las sábanas para cruzar sus brazos sobre el pecho-¿Tan interesante está?-Dijo algo molesto, no había nada más molesto para él que cuando yo lo ignoraba intencionalmente.
-En realidad-Apoyé el libro sobre las rodillas-Sí.
Bill aprovechó ese instante en el que interrumpí mi lectura para besarme fugazmente.
-Oye-Me quejé.
-¿Qué?-Preguntó abriendo sus ojos con expresión inocente.
Negué con la cabeza y volví a concentrarme en la lectura, tan absorta estaba que ni siquiera me di cuenta cuando Bill se puso frente a mí.
-Vicky-Canturreó entre risillas.
-¿Qué?-Canturreé, burlándome.
-Bill se siente solo-Dijo poniendo tono lastimero-¿No quieres hacer sentir mejor a Billu?
-Hablando de soledad-Cambié drásticamente de tema-Simone llamó, dijo que quiere hacer una cena. Hace mucho que no vamos a su casa, ¿no crees que podríamos ir este fin de semana?-Bill quitó el libro de mi vista y lo arrojó lejos-¡BILL!-Chillé molesta.
-Sí, luego la llamamos y le decimos-Dijo Bill acercándose a mí-Ahora-Se abalanzó sobre mí, pegando sus labios a mi cuello.
-Bill…-Traté de quitarlo de encima-Ya basta, estoy cansada-Traté de quitármelo de encima, pero él, lógicamente, era más fuerte que yo-Basta-Bill me dio un pequeño mordisco que hizo salir de entre mis labios un débil gemido.
-No te hagas la difícil-Murmuró pegado a la piel de mi cuello mientras volvía a recorrerlo en su totalidad dando pequeños besos.
Como sabía que era una lucha más que perdida y que tarde o temprano acabaría haciendo lo que él quería, tiré mi cabeza hacia atrás y le dejé el camino libre para que hiciera lo que quisiese… Tampoco era que me desagradara mucho la idea, Bill simplemente era una de las cosas a las que jamás podría decirle que no, sus besos y todo lo que él hacia y producía en mí me hacia llegar más que a sentir que flotaba en una esponjosa nube.
Mientras su boca recorría cada centímetro de mi cuerpo, su mano fue a parar debajo de mi remera. Acomodé mejor mi cuerpo para así poder acariciar su pelo mientras él me hacia sentir un sin fin de cosas dentro mío. Su mano fue subiendo cada vez más hasta quedar a la altura de mi sujetador, sin mucho pensarlo dio la vuelta y lo desabrochó.
-Levántate-Dijo mientras se ponía de rodillas sobre la cama, inmediatamente me senté y subí mis brazos para que él pudiera quitarme la remera sin esfuerzos y luego el sujetador, dejándome de la cintura para arriba completamente desnuda.
Antes de que se abalanzara nuevamente hacia mí, le quité la remera para poder apreciar su liso abdomen, aunque lo había visto varias veces sin remera, me seguía fascinando la perfección de su pecho.
Bill, con la impaciencia grabada en su rostro, volvió a recostarme, pero esta vez sus labios fueron a parar a mi boca. La unión de nuestros labios era perfecta, parecía como si hubiésemos sido creados el uno para el otro, jamás había sentido tal armonía al sentir unos labios, además de que sus labios eran dulces como la miel y lisos como el mármol, tan cálidos como una cobija en invierno y sus movimientos tan delicados como el de una suave brisa. Siguió besándome hasta que se nos hizo imprescindible el aire, ahí fue cuando sus labios volvieron a parar a mi cuello y fueron descendiendo hasta llegar a mis pechos, donde comenzó a depositar suaves besos sobre el contorno de cada uno, luego hizo lo mismo en la aureola y terminó por besar cada uno de mis pezones y alejarse para seguir hacia abajo y besarme el abdomen, solté una risita distorsionada entre todos esos gemido que soltaba casi fue imperfectible.
Bill llegó a la altura de mis short de tela, los que comúnmente usaba para dormir, y con sus dientes comenzó a bajarlos. Para no hacerle el trabajo más difícil, fui ayudándolo con mis manos, hasta que por fin terminé por quitármelos y tirarlos a un lado de la cama, como habíamos hecho con las demás prendas.
Nuestros labios nuevamente se encontraron y esta vez, al hacerlo Bill pegó su pelvis a la mía, dejándome descubrir que había algo vivo dentro de su pijama. Nuestras lenguas jugaban entre ellas y luchaban por ver quien lograba hacer una mejor labor a la hora de satisfacer al otro con los besos, pero eso no duró mucho. Con mis manos más que decididas fui en busca de los pantalones de Bill, en cuanto los encontré sin dejar pasar ni un solo segundo comencé a quitárselos de forma sensual, hasta dejarlos por su rodilla, desde ese lugar, Bill se encargó de hacerlos desaparecer y dejarlo solo en sus ajustados boxers negros.
Seguimos besándonos y acariciándonos por más tiempo del que estábamos acostumbrados a hacerlo, la mayoría de las veces que lo había hecho con Bill, eran algo rápido, porque estaba cansado y no tenía muchas ganas… Eso varias veces me hizo pensar que quizás yo no lo satisfacía como mujer, pero cuando pasaban estás cosas, me daba cuenta que eran sólo cosas mías, pero como podían ver, Bill estaba más que feliz con la mujer que tenía al lado.
Bill se acomodó encima de mí pegando nuestras pelvis y dejándome sentir que su amiguito estaba cada vez más grande y duro.
-No… No aguanto más-Gimió Bill a tiempo que hacia unos leves moviendo rozando nuestras entrepiernas. Con un brusco tirón, bajó mis bragas y llevo sus manos a mi cintura para acariciarme. Yo, a mi vez, hice lo mismo con sus boxers, se los quité lo más rápido posible.
-Bill-Jadeé antes de que Bill se acomodara mejor-¿No iras a ponerte…?-Dejé de hablar para reprimir un gemido que quería salir de mi garganta.
-Vi...Vicky-Bill pegó sus labios a mi oído-¿Qué dices si… si somos padres?-Solté varios gemidos ahogados mientras me aferraba a su espalda.
-S... Si-Dije mientras besaba uno de sus hombros y cerraba los ojos-Ahora, hazlo-Le ordené.
Y dicho y hecho, Bill se acomodó entre mis piernas pegando nuestras entrepiernas, su pene presionó para entrar en mí.
-Bill-Chillé cuando este comenzó a realizar pequeños movimientos que con el paso de los segundos se iban haciendo más bruscos y seguidos. Presioné mis manos sobre su espalda dejándole las uñas marcadas, Bill gimió pero no se detuvo de todas formas. Las envestidas se hicieron más seguidas y agresivas, Bill me volvía loca, cada movimiento, cada roce, todo, absolutamente todo.
Antes de terminar de introducirse en mí, frenó para tomar aire.
-Te amo-Susurró pegado a mi oído.
-Yo más-Dije mientras apretaba con mayor intensidad mis manos sobre su espalda-Me haces tan feliz-Dije hundiendo mi cara en su hombro para aspirar su aroma.
-Me vuelves loco-Dijo revolviéndome el pelo.
Nos quedamos en silencio un largo rato hasta que por fin nuestras respiraciones se normalizaron.
-¿Estás lista?-Preguntó mientras volvía a su posición anterior.
-Sí, hazlo-Aunque nos quedamos quietos, la excitación no se había desvanecido.
Bill volvió a moverse entre mis piernas haciendo que de mi garganta saliera el más profundo gemido. El que indicaba que todo había acabado.
-Oh, Bill-Dije retirando mis manos de su espalda para dejarlas apoyadas inertes a cada lado de mi cuerpo-Oh-Volví a gemir, hasta que por fin llegué al orgasmo. Lo bueno de Bill que muy pocas veces habíamos terminado sin que alguno de los dos tuviera un orgasmo, suponíamos que eso era bueno.
-Te amo-Bill se acomodó a mi lado y me abrazó por la cintura.
-Yo más, ya lo sabes-Dije en un susurró, estaba agotada después de tanta agitación…

No importara cuantas veces hiciéramos el amor con Bill, cada una de esas veces era inolvidable, cada una tenía un detalle especial… La vez en aquel hotel, en nuestra luna de miel o simplemente cuando teníamos ganas de estar más que cerca.
Aunque mucha gente lo juzgue, o las fans piensen conocerlo, jamás se termina de conocer a una persona en su totalidad, yo jamás sabré cuando terminaré de conocerlo a él y él tampoco sabrá cuando acabó por conocerme en mi totalidad…
El amor va más allá de los actos, es algo espiritual. Y cada uno tiene su otra mitad del alma aguardándolo, para algunos llega antes y para otro mucho después, casi cuando ya estás por desesperarte, pero siempre llega, en el caso que tu alma se haya dividido. Para hacer un simple momento cualquiera, en un momento único y especial… Para hacerte pensar que los latidos de su corazón o inclusos sus respiraciones son lo único que podrás escuchas así estés muerta.
__________________________________________________________
Y bueno, acá va, mi primer lemon : espero que les guste y no deje traumas severos xD!
Por favor, dejá tu comentario :) gracias.

XOXO LunaJubits

sábado, 9 de octubre de 2010

8 de octubre


Hoy, a dos años de tu partida involuntaria quería contar un poco –después del duelo más largo de mi vida- lo que se me cruzó por la cabeza ese miércoles 8 de octubre de 2008.
Sinceramente, nunca se me cruzó por la cabeza que vos, justamente vos, te fueras así, tan abruptamente, rompiendo el equilibrio emocional de todos, de muchas personas que te amaban y te seguirán amando intensamente. Para mucho –en especial para mí- fuiste, sos y serás una de las personas más importantes en mi vida, creo que hablo por muchos cuando digo que para nosotros el tiempo no pasó y siempre tenemos esa esperanzadora desilusión de encontrarte sentado en el sillón esperando a que toquemos el timbre para ir a visitarte…
Con lágrimas en los ojos, y con mi corazón abierto de par en par te escribo esta “carta” se podría decir, para que te enteres –si es que podes- todo lo que siento y sintieron aquellos que, repito, te amamos.
Lo único que me hubiese importado que sepas es: que me gustaría otro abrazo tuyo, y festejarte otro chiste malo… Tío piola.

Promesas

Toda la vida prometemos cosas, por más chicas que sean, las promesas se tiene que cumplir.
Las promesas son importantes, no estarán escritas en papel ni mucho menos sancionadas como una ley. Pero son promesas… Es jurar algo.
Las promesas son juramentos que mucha gente menosprecia porque no traen consecuencia, a veces.
¿Se puede prometer no llorar por alguien?, no. Desde mi lugar, lo he prometido… Y no lo cumplí, sigo acá, llorando sobre la leche derramada.. Sigo pensando en como serían las cosas si todo hubiese sido diferente… Sigo pensado que hubiese pasado si él nunca hubiese entrado en mi vida…

Mi última carta hacia tu persona.


Simplemente ya no sé que pensar… Me gustaría que me vieras con los ojos con los que la miras a ella, me gustaría que me dijeras las mismas cosas que le decís, me gustaría que sintieras celosos por mí…
Quisiera que las lágrimas que corren por mis mejillas fueran de felicidad al escuchar como me decís cosas lindas… Pero no, estas lágrimas son el vivo reflejo de la angustia que siento al ver que ni siquiera sabes quien soy.
Me hubiese gustado que antes de hacer lo que hiciste, me hubieses aclarado que solo querías divertirte conmigo, era un juego nada más… Nada personal ni comprometido, solo largas charlas en las cuales decíamos cosas sin sentido.
Igualmente, gracias por todo, no quiero echarte en cara nada, solo quería que leyeras estoy y te dieras cuenta de que vos y ella no son los únicos que tienen corazón, no son lo únicos que sienten y pueden amar.

Aprendiendo


Recién aprendí que no sos una persona indispensable en mi vida, porque desde que me dijiste que no, aprendí a atarme los cordones yo sola, y que la soledad a veces está buena.
No me interesa más tu vida, te la regalo… Es aburrida y encima buscas gente aburrida con la cual rodearte para no salirte de la rutina…
Prefiero tener mi propia vida -la que perdí yéndome atrás tuyo-, buscar mis propias aventuras, hacerme la loca, la reventada y mandar a la mierda al que se me cante. Quiero ser yo misma… y no estar pendiente de lo que puedas llegar a pensar vos. Como dice el dicho “un clavo saca a otro clavo”… En mi caso, espero encontrar a mi chaleco de fuerza, a ese loco lindo que me aguante y me ame así, gritona, extrovertida y sobre todo, caradura. Si, soy caradura y no me importa decirte en la cara lo muy pelotudo que resultaste ser.
Igualmente, gracias, si no me hubieses rechazado, hubiese cometido el error más grande de mi vida, estar con vos.

jueves, 12 de agosto de 2010

Tipos de soledad


La soledad no siempre es igual… Cuando uno dice que se siente solo, no siempre se siente solo de la misma forma.
La soledad física, es cuando alguien te falta. Es mi caso.
La soledad emocional, es cuando te falta “esa” persona. A mi me pasa.
Cuando uno se siente solo internamente, es porque sentís que realmente nadie te entiende, y que estas solo cargando con tus pensamientos. Dándole vueltas a los asuntos y desangrándote por cada comentario, foto, y acción que los demás hacen… También la tengo.
Hay que estar convencidos de que la soledad, casi siempre es mental…. Hay que convencerse… Antes de terminar mal.

jueves, 29 de julio de 2010

El significado de las lágrimas


Cada lágrima es única, porque representan distintas emociones.
Están las lágrimas de emoción, esas que son dulces como la miel y te llenan de felicidad. Esas que uno siempre gusta de compartir con el otro… y que a los demás les encantan ver en tus ojos.
Las lagrimas de dolor, las más amargas y saladas de todas, a las que a todos les molesta ver reflejadas en el rostro del otro, esas que deprimen hasta al más feliz de todos
Y la lagrimas como las mías, esas que destilan angustia acumulada, son esas que nunca salieron por nadie… Solo por él.
Para algunos, en especial para mí, el llanto es una terapia. Sirve para descargar y para poder pensar mejor… Aunque estas ultimas que están cayendo, son una mezcla del mareo que producen las preguntas sin respuesta, y las ganas de morir…
¿Las lágrimas… serán esas palabras que solemos callar?

miércoles, 28 de julio de 2010

Mi relación con las sonrisas


¿Por qué se dice que la risa cura?, en mi caso, es todo lo contrario. La risa me enferma, me duele, me mata…
A mi parecer, es mejor derramar cientos de lágrimas a tragarlas todas y disfrazarlas de una sonrisa… Esas estúpidas sonrisas que deja tranquila a la gente menos a uno mismo. ¿Por qué todo se tiene que hacer en base al bienestar del prójimo?
No me importa lo que diga la gente y mucho menos lo que piense, todo lo que quiero es ser feliz CONMIGO MISMA, quiero poder sonreírme de verdad. Poder pensar con claridad y dejar toda la pesadez que producen las sonrisas falsas, atrás…
…Porque a fin de cuentas… no siempre se pueden mantener las sonrisas radiantes y sanas.

martes, 20 de julio de 2010



Los amigos son para toda la vida, son esas personitas que te cuidan y te guian durante toda la vida.


Son los que lloran, rien y caen con vos. Ellos te ayudan en los momentos mas dificiles y te dan fuerza para que sigas adelante


Por eso los amigos son muy importantes, son personitas que nunca hay que dejar ir, porque si lo haces, perdes algo muy valioso...




¡GRACIAS AMIGOS!




(... Feliz dia a todas esas personitas que son especiales para alguien mas ...)
X
OXO LunaJubits...

viernes, 18 de junio de 2010

Querido diario...




A veces el amor…

18/06/10

Querido diario: Hoy, como siempre, tuve un día horrible en el colegio. Los chicos parecen complotarse en mi contra… Las chicas pegaron goma de mascar en mi pelo y los chicos se encargaron de avergonzarme enfrente de todo el colegio, realmente no sé si se puede seguir así…

20/06/10

Querido diario: Lo siento, ayer no escribí porque la depresión me lo impedía…. Me han pisado una mano y creo que me lastimé feo… No sé si decirle a mi madre, quizás no sea lo correcto… Quizás este bien, llorar en silencio. No quiero molestarla.

21/06/10

Querido diario: Hoy, como siempre, los chicos me persiguieron hasta mi casa para golpearme… Pero eso no es lo importante. Mi madre me ha mandado a pagar las cuentas, y delante de mí en la fila, había un chico encantador que me dejó pasar antes que él y todo. Sé que es patético enamorarse de un completo desconocido, pero puede ser que sea amor a primera vista.

22/06/10

Querido diario: He decidido dejar de pensar sobre el colegio, me limitaré a estudiar, a esforzarme y a terminar con esa tortura de una vez por todas.
Hoy paso algo curioso, fui a comprar unas cosas al kiosco y me volví a encontrar con el chico de ayer… El que me dejó pasar para pagar las cuentas. Creo que vive en el mismo barrio, y mucho mas cerca de lo que yo creo.

23/06/10

Querido diario: ¡A QUE NO TE LO IMAGINAS! Me volví a encontrar con el chico de “las cuentas” vive a dos cosas de la mia, yo sabia que estaba cerca.
Me ha invitado a tomar un helado hoy a la tarde, luego te contare como me fue.
Querido diario (otra vez): El chico de “las cuentas” resultó ser un encanto de persona, no paró de halagarme en ningún momento, es simpático, gracioso y muy apuesto… Creo que el dicho que dice “Todo vuelve” tiene razón.

24/06/10

Querido diario: El chico de “las cuentas” me ha invitado a ver una película este mismo sábado… No puedo esperar para salir con él nuevamente.


… es un arma, de doble filo…

26/06/10

Querido diario: Hoy me pidió que sea su novia, todavía no caigo… Creo que esto será un cambio para bien.

04/07/10

Querido diario: Hoy tuve una pelea con mi novio, creo que nuestra relación pende de un hilo. Un delicado hilo… ¿Qué puedo hacer para no perder el sentido de mi vida?

08/07/10

Querido diario: Hoy me dejó, me dijo que me quería… pero no de esa manera. Dijo que seria mejor tomarnos un tiempo para pensar lo que realmente queremos… Pero yo ya sé lo que quiero.

30/07/10

Querido diario: Mi vida volvió a ser una mierda, nuevamente volvieron los abusos por parte de mis compañeros… Otra vez los pellizcos, la gamo de mascar en mi pelo y los papeles en mi cabeza… Evaluaré la posibilidad de decirle a mi madre.

20/08/10

Querido diario: En vista de que nada mejoró, en más, empeoró completamente. Tomé la decisión más importante de mi vida, la última decisión mas importante de mi vida… terminare con ella, no quiero vivir esta vida si no pudo hacerlo con él, no puedo vivir pensando que él ama a otra y no a mi… Fui una ilusa, una estúpida, quizás, ser soñadora es uno de los peores defectos que puedo llegar a tener. Mi alma llora, no sabia que los sentimientos estaban aferrados al alma, es curioso…
Esta es la última vez que te escribiré, fiel amigo. Gracias por compartir tus hojas conmigo… Siempre te tendré en mi corazón, o en lo que queda de el.

… Y todos tienden a jugar con ella.

jueves, 13 de mayo de 2010

Nuevo diseño

Gracias a TAMA(L) por ayudarme con el diseño del blog ^^ quedo re lindo
MUCHISIMAS GRAAAACIAAAAAAAAAAAAAAAS!!!!

XOXO LunaJubits...♦

lunes, 10 de mayo de 2010

Você preferiria ter a habilidade de voar ou a habilidade de respirar embaixo da água?

Respirar abajo del agua

Ask me anything

Se você tivesse acesso a uma máquina do tempo, para onde e quando você viajaria em primeiro lugar?

Me gustaria viajar al siglo XIX

Ask me anything

los sapporo son spaghettiso cabellos de angel? your 'sister' tati sapporo ♥

*_* I love you mi sister sapporo

Ask me anything

Tenes pensado seguir con los endemoniados fics? e_é

Si, perdon por tardar tanto pero tengo muchas cosas en el fackin colegio -.-

Ask me anything

Algunos cuales mios :D




¿Cuál es el defecto que más odia de usted mismo?: Mi mal humor


¿Qué aprecia mas de sus amigos?: El cariño(L)


¿Cuál es su estado mental más común?: Mi estado mental no es muy estable(?) siempre estoy en una nube violeta mal estacionada :D


¿Qué es lo que más le disgusta de su apariencia?: Mi nariz -.-


¿Qué es lo que más le gusta de su apariencia?: Mis ojos *-*


¿Cuáles son sus nombres favoritos?: No sé... tengo muchos :/


¿Qué talento desearía tener?: Poder dibujar como Ciruelo :Q___


¿Cuáles son las palabras que más usa?: Boludo/a xd


¿Qué es de lo que más se arrepiente?: ... CREO que no me arrepiento de nada


Si pudiera, ¿qué cambiaría de su familia?: Nada, me gusta asi ^^ ruidosa y grande


¿Cuál considera que es su estado actual de ánimo?: Enojo ¬_¬


¿Cuál es su posesión más preciada?: Los CD originales de TH *_*


Actualmente, ¿Cuál considera que es su virtud más sobrevalorada?: Escribir


¿Cuál es la manifestación más clara de la miseria?: No ser amado


¿Cuáles son sus héroes de la vida real?: Hayley Williams y Bill Kaulitz


¿Cuál es su mayor extravagancia?: Mi forma de ser


¿Qué significa para usted la muerte?: Paz


¿Cómo le gustaría morir?: Ahogada por al comida(?) XD, yo no voy a morir porque soy inmortal :D


Si después de muerto debe volver a la Tierra, ¿Convertido en qué persona o cosa usted regresaría?: En una muñeca de procelana *-*


¿Quién le habría gustado ser?: LunaJubits


¿Qué persona viva le inspira más desprecio?: Ricardo Fort y Marcelo Tinelli ¬¬ LOS ODIO


¿Su músico favorito?: Tengo muchos pero mi principal obsesion es Bill♥


¿Cuáles son los heroes de novela que prefiere?: Carrieta White :K


¿Su color favorito?: Black


¿Qué apodos tiene?: Luna, Hufflepuff, Maju, etc XD


¿Dónde y cuándo es feliz?: Cuando estoy en el lugar que me gusta con la persona que mas amo


¿Qué o quién es el más grande amor de su vida?: BILL KAULITZ


¿Cuándo miente?: Cuando no puedo decir la verdad xD


¿Qué le hace reír?: Todo xd


¿Qué te hace llorar?: La desilusion o el perder a un ser muy amado


¿Cuál considera que ha sido su mayor logro?: Supongo que el poder escribir fics y que varias eprsonas lo lean y les guste


¿Cuál es su lema?: Vivir la vida no es una obligacion, sino una desicion

jueves, 6 de mayo de 2010

lunes, 3 de mayo de 2010

10 drogas que no debes consumir antes de manejar



Esta muy bueno este video, cuando aparece el conejo casi me muero del ataque de risa que me agarro xD!

Algunas de mis ediciones en photoshop










BY LUNAJUBITS...♦

Capitulo 9: Sorpresas (PhantomRider)


Me sentía bastante incómoda con Bill guiándome. En cualquier caso, yo conocía esa casa mucho mejor que él. Podía recordarme corriendo por las habitaciones jugando a las princesas.
A los pies de la escalera estaba Simone, Gordon y Helen charlando animadamente.
-Pasen, pasen-Fue todo lo que llegue a escuchar.
-Gracias, Helen-Gordon agarro a Simone del brazo y tironeó de ella hasta que desaparecieron por el ala derecha de la estancia.
-Oh, mi querido Bill-Dijo Helen acercándose.
-Hola, señora Valo-Se hicieron una reverencia.
-Que grande estas…-Sonrieron mutuamente-Vaya, vaya-Me miró detenidamente-Querida Emily-Nos hicimos una reverencia - Qué bella estas.
-Hace mucho que no nos veíamos-Sonreí.
-Eso es cierto-Su fina voz cantarina repiqueteaba como campanillas debido a la sorpresa-No sabía que ya se habían comprometido - Miró a Bill… ¿Qué? ¿Nosotros?
-Oh, no-Me apresuré a decir-Yo no soy su prometida-Agache la cabeza al pronunciar las palabras.
-Ah, ¿no?-Buscó a Bill como buscando una respuesta.
-No-Respondió el interpelado.
-Bueno…-Me sonrió-Pasen, somos los únicos que faltamos en el comedor.

Aun enredada en el brazo de Bill, pasamos al gran comedor de la casa. Tom y Caroline estaban sentados, enfrentados con Simone y Gordon.
-Siéntate tú aquí-Indicó el duque con un acento algo extraño-Y tú- Miro a Bill-Aquí.
Milagrosamente, Bill se tenía que sentar enfrente de mí.
-¿Ya los conocías?-Preguntó Caroline disimuladamente cuando me acomodé en mi lugar.
-Si-Sonreí-El duque es un viejo amigo de mi padre.
-Dime, Emily-Ville me llamo la atención, definitivamente tenía un acento gracioso, aunque bonito.-¿Cómo van los preparativos?-Me sonrió.
-Discúlpeme, duque Ville, pero-Lo miré sin comprender-¿Qué preparativos?-Sentía que mee estaba perdiendo algo, algo importante. Y no me gustaba.
-Los de la boda, por supuesto.-Lo dijo como si estuviese hablando de una obviedad, pero todos en el comedor quedaron estáticos.
-Lo siento mucho, duque Ville -Sonreí apenada- Pero yo no estoy comprometida con nadie.
-Pero tu padre -Hizo una pausa para mirar a Bill- Me dijo –Alternaba las miradas con Bill y su esposa, parecía un niño pequeño- que te enviaba a la casa de los Kualitz para…-Deje de escuchar y comencé a pensar en todo. Las imágenes se apilaban en mi mente como una secuencia sin fin. Recordé a las formas en los caleidoscopios. Siempre son las mismas… Y siempre dicen lo mismo.
-Me mintió -Dije horrorizada, y tape mi boca, impresionada, sentía asco- Lo de la guerra era solo una excusa, -Seguí hablando tan rápido como mi lengua podía- Me mandaron para mi compromiso.
-Señorita Emily yo…-Gordon me miró algo asustado.
-Creo –Inhalé una gran cantidad de aire- que necesito un poco de aire –Asentí mientras me ponía de pie- Sepan disculparme- Dije mirando al duque y la duquesa, que asintieron. El duque continuaba con mirada confusa, hubiera resultado casi cómico en otro situación, cualquier otra, pero no ahora.
-Yo la acompaño- Bill se puso de pie.
-¡NO!-Exclame bruscamente- Por favor –Traté de estabilizarme- Quiero estar sola, si no les molesta.
Salí corriendo del gran comedor, olvidando los modales por un rato, y dejando a todos esos ojos curiosos que me examinaban con curiosidad atrás y salí disparada a la puerta principal.
Bajé la mitad de la escalinata, me dejé caer y comencé a derramar lágrimas.
Maldita familia, maldito destino, maldito fuera el machismo que gobernaba esta estúpida época.
Las lagrimas que brotaban de mis ojos estaban cargadas de rabia. Nada de esto era justo. Aunque, en realidad, yo siempre supe que algún día que vérmelas cara a cara con esta situación.

miércoles, 28 de abril de 2010

Capitulo 8: Trastorno bipolar (PhantomRider)


Como era lógico, me senté junto a Bill.

-¿Hace frió, no creen?-Comento Tom mientras me estremecía.
-Sí… un poco- Comenté mientras me abrazaba a mí misma.
-¿Quiere mi saco?-Bill no espero ninguna respuesta de mi parte. Se sacó el abrigo y me lo puso sobre los hombros.
-Gracias-Murmuré.

Esto ya se estaba pasando de raro.
Primero ni siquiera sabia que existía, y de repente se preocupa por si tengo frió.
Mire por la ventana un buen rato sin prestarle atención alguna a la charla.
-¿.., señorita Emily?-Volví la cabeza hacia Tom.
-¿Disculpe?-Pregunte totalmente descolocada.
-Usted es mayor de 18, ¿verdad?- ¿Y eso a que venía?
-Así es -Suspiré- Cumpliré 20 en la primavera -Me encogí de hombros. El momento de que mi padre eligiera mi pretendiente se acercaba.
-Si…-Dijo Bill mirándome intensamente.
Desvié mi mirada sintiéndome muy incómoda.

Esto se me hacia cada vez mas raro. Bill Kaulitz, el muchacho que me había sido indiferente durante… Toda mi estadía ahora se mostraba interesado en mí
.
-Llegamos -Dijo Caroline saltando la mano de Tom.
Me quité el grueso saco de Bill a regañadientes y se lo entregue.
-Gracias-comenté cuando lo tomó sin entender.
-Quédatelo-Dijo cuando vio que me estremecía.
-Estoy bien-Le aseguré.
Baje atrás de Tom, quien volvió a agarrar la mano de su esposa, y me dispuse a caminar hacia la entrada de la estancia, pero Bill se coloco a mi lado ofreciéndome su brazo.
-¿Puedo? -Preguntó.
-Gracias -Solté entre dientes mientras estiraba mi brazo a regañadientes. Maldito trastorno que había pillado este.

Caminamos sin decir nada, al legar al umbral de la puerta vi a Ville.
-Emily -Saludó Ville. Me solté del muchacho y corrí a los brazos del duque.
-Señor Ville -Lo abrace.
-Vaya -Se rasco la nuca- Estás más grande -Murmuró mientras me miraba de pies a cabeza.
-He tomado la sopa-Bromeé.
-Se nota -Me beso la frente.
Luego de que Bill saludara a Ville pasamos al interior de la casa, donde estaba Helen…

lunes, 26 de abril de 2010

El extraño mundo de Jack- Esto es Halloween



Esta es una de las primeras peliculas que llegue a amar teniendo tan solo 8 años♥, Tim Burton es un genio(L)

lunes, 5 de abril de 2010

Capitulo 7: Cambiare el look (PhantomRider)


Estuve sentada más de dos horas mirándome a un espejo mientras Caroline, la señora Simone y Merope acomodaban mi pelo llenando de alfileres mi cabeza.
-Quedara hermosa -Dijo la señora Simona, que había insistido en hacerme un sofisticado peinado.
-Ya casi terminamos-Anuncio Caroline, aunque ya era la décima vez que lo decía.
Estuve allí cerca diez minutos más, hasta que la puerta se abrió y las manos de sotas se congelaron en donde estaban.
-Madre - Era Tom – Nuestro padre insiste saber cuanto les falta.
-No mucho – Dijo Simone con aire risueño. Mientras me colocaba el último alfiler-Ahora la vestimos y bajamos.
Lance una mirada torturada a través del espejo a Tom.
-De acuerdo - Me devolvió la mirada con un gesto extraño. Parecía pena o angustia.

Me metieron en el mejor vestido que tenía y me calzaron los zapatos más finos y elegantes.
-Terminamos - Canturreo Merope – Y menos mal, porque ya es tarde.
Me empujaron hacia la puerta y alguien la abrió por mi.

-Que linda esta, señorita Emily - Esa voz hizo que mis pupilas se dilataran por al impresión - ¿Me permite? - Estiro su largo brazo a la espera de que yo el entregara mi mano.
-Gracias –Solté con frivolidad.
Caminamos tomados de la mano hasta las escaleras.
-¿Desea bajar conmigo? - Me estremecí ligeramente.
-Por supuesto-Nunca, en toda mi estadía, se había dirigido a mi. Por lo menos no directamente.

Al pie de las escaleras le señor Gordon nos esperaba.
- Permítame decir que esta muy hermosa, señorita Emily - Sonrió ampliamente.
- Gracias, señor Gordon-Hice un leve asentimiento.
Cuando todos estuvimos en planta baja, salimos al exterior para subir a los carruajes.
-Tom, Caroline, Bill y la señorita Emily irán juntos - El señor Gordon ayudó a su esposa a subir al otro vehículo - Nos vemos – Miró detenidamente a Bill por un momento, y luego el también se metió en el carruaje.
Como nos habían ordenado, los gemelos, Caroline y yo fuimos en el otro vehículo…


______________

Facebook: Luna Jubits

Capitulo 6: Observación (PhantomRider)


Por la tarde el sol salió, así que aproveche para salir a dar un paseo por el jardín.
-…Schäfer se asusto mucho cuando se cayo. Nadie se lo esperaba- Merope se encogió de hombros.
-Estoy muy apenada por mis actos-Agache la cabeza y me sonroje.
-Nadie está enojado - Me palmeo la mano derecha para darme fuerzas.
El ruido de los golpeteos de un caballo. Levanté la mirada y vi al pelinegro en un hermoso caballo de color madera.
-¿Quién es el?-Pregunté disimuladamente.
-Es Bill, el hijo del señor Gordon y la señora Simone y hermano gemelo de Tom.-Comentó con disimulo.
Me quede pensando un rato sobre ello.
Se parecían bastante el uno al otro… Pero no eran iguales, había algo que los hacia muy diferentes.
Bill dirigió una mirada en mi dirección.
Sus ojos almendrados se fundieron en los míos.Desvié velozmente la mirada hacia un puente que cruzaba el rió.
-¿Guapo, verdad?-Susurró Merope con una risilla cómplice.
-Tiene clase-Admití. Yo no debía hablar de si un hombre es guapo a no. Mi padre no me lo permitía.

-Señoritas-Un hombre uniformado de gran estatura y cabellos castaños oscuros estaba delante de nosotras.
-Hola, Patrick-Saludo Merope con una sonrisa.
-¿Qué es de tu vida, Merope?-Preguntó.
-Aquí me ves – Suspiró - Ayudando al señor Trümper con sus huéspedes.
Me quede muy quieta en el lugar, no quería estorbar.
-Hummm…- Se miraron por un largo rato - Justamente el señor Trümper me mandó a comunicarles que esta noche se ofrecerá una cena en la casa del duque Valo.
-Gracias, Patrick-Dijo Merope y se paró – Señorita, debemos empezar a prepararla-Me miró.
-De acuerdo-Dije con tono agotado, a tiempo me puse de pie.
Yo sabía perfectamente quien era el duque Valo. Un viejo amigo de mi padre.
Era un hombre agradable, y estaba casado con Helen Juliette, una mujer de lo más peculiar.
____________________
Facebook: Luna Jubits

lunes, 29 de marzo de 2010

jueves, 25 de marzo de 2010

Capitulo 5: Hagámoslo otra vez. (PhantomRider)


Abrí los ojos y noté que estaba debajo de la ventana. Exactamente igual que la noche anterior.
Me pare tambaleándome y me eche una mirada en el gran espejo del tocador. Estaba exactamente igual que la tarde anterior. Con asquerosas ojeras y el pelo que parecía un estropajo. Agarre el cepillo que estaba allí y me lo pase violentamente tratando alisar la enmarañada cabellera.
Me di cuenta de que mis vestidos ya estaban colgados en el gran ropero de madera. Escogí uno sencillo para andar por casa.
-Respira hondo, Emily-Me dije a mi misma. Volví a verme en el gran espejo. Ahora si estaba bien.
Agarre mis cómodos zapatos blancos de andar por casa, me los calce y me dirigí a la puerta. Tome mucho aire y gire la llave.
-¿Señorita Emily? - La voz grave pero dulce de mujer me sobresaltó - No se preocupe, señorita - Rogó la voz mientras volvía a asomar la cabeza hacia el pasillo.
-¿Dónde esta Schäfer?-Pregunté en susurros.
-Esta en al cocina- Contestó con calmada la jovencita de cabello dorado-¿Quiere desayunar?-Me ofreció con una radiante sonrisa-Todos están abajo esperándola.- Salí de la habitación con pasos deliberados y cerré la puerta tras de mi.

La muchacha me ofreció su brazo, yo lo tome y nos echamos a andar por el pasillo hasta llegar a unas amplias escaleras que yo no recordaba haber subido.
Bajamos lentamente, yo trataba de respirara con normalidad. Al llegar planta baja nos desviamos hacia el oeste del extenso hall y entramos a un gran salón.
-Bueno días, señorita Emily-Saludaron todos cordialmente.
-Buenos días-Murmure. Me acomode en la silla continua a la del extraño pelinegro… Enfrente a mí tenia al señor Gordon, en diagonal a la señora Simone.

-Que bien se ve esta mañana-Apuntó el señor Gordon-Disculpe mi indiscreción.,
-Gracias-Agradecí tímidamente-Quiero disculparme por mi incorrecto comportamiento-Bajé la vista avergonzada.
-Nosotros sabemos que esta muy arrepentida.-Contestó el señor Gordon- Pero olvidémoslo y comencemos otra vez. - Propuso con una afectuosa sonrisa.
-Gracias por la oportunidad-Sonreí, feliz de poder remediar mis malas actitudes.
El desayuno fue poco acortado después de eso. Todo estaba bien.

sábado, 6 de marzo de 2010

Capítulo 4: Intento de fuga (PhantomRider)




Cuando volví a abrir los ojos me encontraba tendida en una cama. Varias personas estaban agrupadas a mi alrededor abanicándome.
-Señorita Emily-Schäfer apretó mi fría mano contra la suya-¿Se siente bien?-Preguntó preocupado.
-¿Dónde estoy?-Ignoré su pregunta.
-Esta en su habitación-Me senté rápidamente en la cama. Mi corsé estaba flojo.
-¿Mi habitación?-Pregunté, llevándome una mano a la cabeza.
El lugar tenía con un extraño empapelado a rayas, rojas como la sangre y color Bordeaux. Amueblada totalmente de pino opaco.
Me levante despacio. Mis pies sintieron el dulce roze de la alfombra acolchonada de color rojo vino. Camine hasta el gran tocador y alce mis ojos hacia la imagen que reflejaba el espejo empotrado en un marco dorado.
-Creo que le afectó el golpe en la cabeza…-Murmuró una voz masculina. Provenía de uno de los muchachos altos.
-Cállate, Bill.-Ordenó una voz dulce pero estricta.
-Lo siento-Se disculpo le interpelado.
Aparté mis nublados ojos de la espectral figura que se reflejaba en el espejo. Gire sobre mis talones para chocarme con intensas miradas.
-Señorita…-Levante la mano ordenándole a Schäfer que cerrara el hocico de una vez.
Sin previo aviso, las lagrimas se derramaron pode mis ojos y un sollozo sordo rodó por mi garganta hasta la superficie…
… El juego había empezado.
-Señorita Emily…-El señor Gordon se acerco a mi en tres largos pasos y me abrazó. Sus brazos eran cálidos.-¿Qué el duele?-Preguntó preocupado.
-N-nada-Balbucee y enterré mi rostro en su pecho, olía igual que mi padre, a pipa.
Cuando me logre controlar pedí que me dejaran sola. Quería enterrarme en la helada oscuridad.

Un ligero golpe de nudillos en la puerta me sobre salto.
-Señorita Emily-Una voz femenina y tranquila me llamaba.
-¿Qué sucede?-Mi voz estaba ronca a causa del llanto.
-La esperan para cenar-Mire por la ventana, estaba todo macabramente oscuro afuera. La luna contorneaba los árboles, era verdaderamente hermoso, aunque atemorizante.
-No quiero cenar-Dije mientras me levantaba de la mullida cama.
-Señorita Emily-Schäfer aporreó la puerta-Debo recordarle que su padre la dejo a mi cargo. Y le ordeno en este preciso instante que salga, o sino…
-¿O sino que?-Lo interrumpí totalmente enfadada.
-O sino entrare en su busca-La manija se sacudió. Mis dientes rechinaron.
-¡Déjeme en paz!-Grite histérica mientras trataba de abrir la ventana-No quiero cenar, gracias, y buenas noches-Di por terminada la conversación.
Logré abrir la ventana, afortunadamente había una enredadera incrustada en la pared.
Una ráfaga helada me hizo estremecer hasta la medula.
Mi mente se despejó.
Estaba siendo muy mal educada, esta buena gente me acogía como a una hija, y yo lo único que hacia era despreciar su hospitalidad.
Cerré la ventana de un tirón y me deje caer con al espalda apoyada contra la pared.
Nuevas lágrimas inundaron mis ojos, apoye mi cabeza en las rodillas y cerré los ojos.

Capitulo 3: La llegada. (PhantomRider)


Gustav bajó antes para ayudarme a bajar a mi de la gran caja tambaleante.
-Bienvenida, señorita Emily-Un hombre bastante apuesto estaba caminando hacia mi.
Detrás del bello hombre, una mujer rubia y de ojos almendrados se acercaba flanqueada por dos jóvenes muy altos.
-Hola, señor Trümper-Lo saludé con una maquinal reverencia-Gracias por esconderme-Seguí usando el mismo tono educado de antes mientras mantenía la cabeza baja
-Por favor, señorita Emily-Dijo el señor Trümper paternalmente-Tómelo como una adaptación-Sonrío abiertamente-Y por favor-Prosiguió besando mi mano-Llámeme Gordon, señorita-Volvió a sonreír.
-De acuerdo, señor Gordon-Sonreí. Era lindo sentirse aceptada.
Una ráfaga de viento soplo violentamente y me hizo estremecer instantáneamente.
-Bill, Tom-Miró a los largos jóvenes-lleven a la señorita Emily hacia adentro.
-Enseguida padre-Dijo uno de los pelinegros. Traía el cabello hacia tras y era el más alto de los dos.
Agarre el brazo que me ofreció el mas bajo y comenzamos, muy lentamente, a subir las escaleras. El frío y los zapaos de tacón no eran una buena combinación.
Cuando el caballero abrió la puerta un aire calido y seco me impacto en la cara.
-Sígame, por favor-y me encamino por un extenso hall hasta la parte este.
Una gran abertura, que estaba decorada con finos detalles en madera de roble, daba paso a el gran living. El salón estaba alfombrado, tenía un gran hogar encendido con un vivo fuego y en el techo colgaba una gran araña con millones de velas encendidas. Seguramente les tomaba todo el día prenderlas.
Pegados a un gran ventanal había unos sillones de cuero negro y una mesita de café con un jarrón repleto de mas flores silvestres.
-¿Tom?-Una voz femenina me sobre salto.
-¿Qué sucede?, Caroline-Contesto automáticamente mi acompañante mientras daba una media vuelta sobre sus talones-Estoy aquí-Salio en busca de la tal Caroline.
-Oh-Se encogió de hombros al verme parada en el medio del living-¿Nos presentas?-Pregunto enarcando una ceja hacia Tom. Quien cuadro los hombros y sonrió.
-Claro-Se acercaron mas-Carolina, ella es la señorita Emily…-Estuvo a punta de agregar algo mas pero se callo-Y señorita Emily… Ella es Caroline, mi esposa-Me sonrío-Y permítame presentarme-Paso un brazo por la cintura de Caroline-Soy Tom Kaulitz-Hizo una reverencia un enredado en Caroline. Me pareció raro, pues, Gordon se apellidaba Trümper… y el dijo que era Kaulitz… Extraño.
-Mucho gusto, señor Kaulitz-Hice una reverencia-Señora Caroline-Hice otra reverencia.
-Por favor, señorita. Llámeme Caroline-Me sonrió. Estaba siendo muy bien aceptada.
Nos quedamos mirándonos los unos a los otros hasta que el señor Gordon apareció conversando con Schäfer comos i fueran viejos amigos.
-…No se preocupe, Schäfer-Fue lo único que alcance a oír.
El pelinegro más alto venia detrás con la mujer rubia y al lado de esta había una menuda chica con el cabello del color del oro y ojos oscuros como la media noche.
-Señorita Emily-El señor Gordon me llamo la atención. Hasta ese momento no me había dado cuenta de que me había quedado mirando a los últimos en llegar-Su padre me a enviado ordenes estrictas para que emplee-Mi rostro se descompuso instantáneamente-Por lo tanto -Siguió como si nada-Quiero que sepa, que tiene prohibido subir y bajar las escaleras sola-Abrí los ojos e par en par-Nos e preocupe-Agrego rápidamente-Ya lo he resuelto-Sonrío y la chica de cabello color oro se adelanto unos pasitos-Ella es Merope, su nueva doncella-Me faltaba el aire y los bordes de las cosas eran indefinidos-¿Señorita Emily?-Fue lo ultimo que escuche.

lunes, 1 de marzo de 2010

Capitulo 2: El viaje (PhantomRider)


Mi padre era parte de la corte del rey, era un hombre poderoso y todos lo conocían.
Es por eso que consiguió a un buen hombre de familia para que cuidara de mí. O mejor dicho, que me escondiera.
Las guerras eran moneda corriente en esta época, y las mujeres jóvenes eran carne fresca para los necesitados soldados.
-¿Se encuentra bien, señorita Emily?-Preguntó Gustav, preocupado.
-Si, Schäfer, no se preocupe-Me restregué las lagrimas de mis ojos y mejillas, vi por la pequeña ventanilla hacia fuera. El amanecer estaba bloqueado con cientos de nubes que lo hacían de un color perla oscuro. El aire era frió y el viento silbaba ferozmente.

Por lo que mi padre había mencionado delante mío, el viaje, en teoría, duraría unos dos días, siempre y cuando la nieve no nos alcanzara. Este seria un viaje lo suficientemente angustioso y depresivo como para pensar en mi suicidio. Podría tirarme debajo de las ruedas del carromato. O simplemente quitarme la capa y esperar a que una pulmonía terminara conmigo. Por el momento, simplemente mantendría la cordura…Mas adelante quizás la pierda. No creo que la extrañe.



~


Después de ver siempre el mismo color verde de los campos por dos días seguidos, por fin hoy conocería a mi nueva “familia”.
Comencé a divisar pequeñas casitas perdidas al costado del camino irregular y rocoso. Sin previo aviso, el tambaleante vehiculo giro y nos comenzamos a internar dentro de un campo, atravesamos una cerca blanca y seguida de esta el camino se encontraba prolijamente decorado con vayas blancas. Andamos varias metros (quizás cien) hasta que pude ver mi destino.
Allí, en el corazón del campo protegida por gruesos árboles verdes como las esmeraldas, había una gran casa blanca con un hall extenso y decorado con grandes maletones blancos llenos de flores silvestres.
-Hemos llegado, señorita Emily-Anuncio formalmente Gustav y el carruaje se detuvo enfrente a las grandes escaleras que llevaban a la puerta principal.La puertezuela del carro se abrió e instantáneamente, la puerta de la casa también.

miércoles, 24 de febrero de 2010

Capitulo 1: Despedidas (PhantomRider)


Era la madrugada más helada del año.
Yo me encontraba frente a un espejo, observando como las criadas revoloteaban a mi alrededor. Jadeé sonoramente cuando sentí el violento abrazo del corsé.
-Lo siento, señorita Emily-Murmuró, asustada la criada.
-Estoy bien- Aseguré ahogada. Aclaré mi garganta delicadamente La pobre debía estar asustada, pero a mí no me gustaba ser violenta con los criados. Lo normal en aquellos años habría sido azotarla o algo así. No era mi estilo, no señor.

Cuando finalizó la tortura de ajustar mi corsé para que mi cuerpo pareciera un reloj de arena me colocaron el elegante vestido rosado con un gran miriñaque.
-Ya está lista, señorita.-Anunció otra criada, la primera había adquirido un intenso color rosa en las mejillas y no había hablado más desde aquél accidente. Supuse que luego hablaría con la otra y ella le explicaría mis métodos.
-Gracias-Respondí educadamente.
Me colgué el ridículo a la cintura y allí dentro coloque un abanico, mi diario y una pluma. Agarre la capa color rosa pálido, la poye sobre mis hombros y salí al pasillo de la gran estancia.
-Su padre nos espera en la puerta, señorita Emily-Dijo el señor Schäfer. Cargando mis maletas. Mi padre lo había elegido como mi mayordomo personal.
-Le agradezco, Schäfer-Dije con una diestra reverencia. Comenzó a caminar por el pasillo.
-Gustav-Susurré, así era su nombre, pero estaba mal visto llamar a los mayordomos por su nombre. Quizá si hubiésemos llegado a tener algo más confianza… en fin. Suspire, eché una última ojeada a mi habitación y con un andar marcadamente femenino crucé la estancia hasta la puerta principal.
-Ya es tarde, Emily.- Espetó mi padre con brusquedad.
-Lo siento, padre.-Me disculpe. Titubeé y me limité a observarlo.
-Ven aquí. -Abrió sus brazos y yo me lance entre ellos- Por favor, Emily-Dijo preocupado-Y no trates de mandarme cartas. No quiero que te encuentren.-Acarició mi sonrosada mejilla. Besó mi frente y se separó de mí.
-De acuerdo, padre-Prometí con solemnidad.
-Ya es hora-Dijo mirando su viejo reloj de bolsillo-Deben partir ahora mismo-Me acompañó hasta el carruaje-Cuídate, cielo-Dijo a modo de despedida y cerró la puertezuela de madera detrás de mi.
-Tú también.- Dije, al borde de las lágrimas.
El carruaje emprendió la marcha y ví como nos alejábamos de la gran estancia casi vacía.
Las lágrimas comenzaron a caer silenciosamente por mis mejillas, ahora de un rojo brillante. No se detuvieron por un largo rato.

martes, 23 de febrero de 2010

Phantom Rider: Prefacio


Seguidas veces me había visto el papel de la princesa encerrada en la torre, prisionera de un sueño eterno. Solo quedaba una cosa que podían hacer para reanimarme. Que mi príncipe azul besara mis tiesos labios adormilados.
Era la bella muchacha prisionera del sádico vampiro que anhelaba beber su sangre.
Claro que, todo eso eran metáforas para explicar mi estado emocional.
Estaba encerrada en mi propio cuerpo, en el siglo equivocado y en la vida mas superficial y vulgar que jamás se volvió a ver.
El príncipe pozo sus blandos, suaves y calidos labios sobre mis marmóreos labios. Una corriente eléctrica me hizo estremecer y sin pensarlo me refugie en los brazos de mi sagrado salvador.
Desde esa vez, nunca más volví a cuestionar nada y comencé un nuevo sueño maravillosos y colorido…

lunes, 22 de febrero de 2010

CAPITULO FINAL


Alguien me estaba moviendo, estaba segura de que era Bill… Pero no sabía si de verdad lo estaba haciendo o si era otro de los tantos sueños que tuve… Sentía que estaba dormida pero no podía estar segura.
Pestañee desorientada cuando encontré mis parpados y una luz cegadora me iriso en lo más profundo.

Bill:-¿Kat?-Me tape los ojos y jadee adolorida… No solo los ojos me dolían sino que todo el cuerpo-Cariño-Me llamo.

Kat:-Me duele-Solté sin pensar.

X:-Ya lo sabemos-Dijo otra voz-Estuviste quejándote entre sueños todo el tiempo….-¿Qué? Es decir que no me había dormido por unos quince minutos nada más.

Kat:-¿Qué hora es?-Pregunte en un susurro, Bill solo lo pudo entender.

Bill:-Son las 6 de la tarde-Me agarro de la mano y me hizo mimos con su pulgar-Tranquila-Susurro.

Kat:-¿Qué esta pasando?-No lograba enfocar nada… Todo me daba vueltas y me dolía todo-¿Qué sucede?-Exigí saber histérica.

Bill:-Nada-Dijo mientras me besaba la mano-Tranquila, ya todo pasara.

Kat:-Bill-Me queje, que rayos pasaba conmigo-Bill-Volví a llamarlo.

Bill:-Aquí estoy-Me dijo al oído-Has roto bolsa-Me contesto-Ahora te anestesiaran y todo pasara-Temblé a causa del dolor agónico que me envolvía.
No dije nada, cerré los ojos y apreté los labios para no cometer ninguna imprudencia.
A las 5 minutos que para mi fueron horas una enfermera entro.

X:-Tranquila querida-Me tranquilizo la dulce ancianita-Ahora esto te hará sentir mejor.
Luego de aplicarme el sedante me volvieron a acostar.
A eso de las 9 ya me encontraba luchando contra la gravedad para poder traer al mundo a mis hijas.
Estuve alrededor de media hora empujando hasta que por fin salio la cabeza de Amara.

X:-Es hermosa-Anuncio el médico y Bill comenzó a llorar de emoción.
Un llanto agudo y ensordecedor hizo que mi corazón cambiara su galopeo.

X:-Tiene ojos azules-Apoyo a Amara sobre mi pecho mientras la limpiaba-Es una beba hermosa-La levanto y se la llevo antes de que pudiera decir algo.
Unos 15 minutos después nació Giselle. Ella lloro menos que Amara, en cuento la apoyaron contra mi pecho se callo y abrió sus preciosos ojos azules.

Bill:-Tienen tus ojos-Me besó la mejilla y luego miro a Giselle que estaba aun sobre mi pecho mirándonos.
Luego, Bill salio de la habitación junto con las niñas y yo me quede con una enfermera y el médico.
Una media hora más tarde me llevaron hasta mi habitación. Todos estaban afuera con una sonrisa.

David:-Felicidades cariño-Dijo cuando pase a su lado.
La enfermera cerro al puerta detrás de mi, me paso de la camilla a la cama y me explico como amamantar a las niñas y como cambiarle los pañales.
Cuando al enfermera se fue, entro el médico me reviso, nos deseo felicidades y se fue.
Me trajeron a la niñas y luego todo el mundo desapareció para mi, lo único que me interesaba eran esas dos personitas indefensas que dependía de mi.

Kat:-Hola-Bill me dio a Amara que estaba llorando. La acomode sobre mi pecho y este se calmo.
Mi padre y Simone fueron los primeros en cruzar al puerta, seguidos por Andreas y Tom.

Simone:-Se parecen un poco a lo dos-Dijo asomada a la cuna de Giselle.

David:-Tiene los ojos de Kat-Dijo mientras se giraba y e miraba, yo los estaba ignorando por completo… Solo estaba concentrada en tocar la suave manito de Amara.

Tom:-Creo que no nos esta escuchando-Susurró a Bill.

Bill:-Déjenla, se lo merece-En ese momento Giselle empezó a aullar.
Alguien me saco a Amara de las manos y me entrego a Giselle para que la alimentara, era incomodo sentir todas las miradas sobre mi. Mire a Bill significativamente y este asintió.
Los distrajo hasta que yo terminé de alimentar a Giselle yb se durmió.
Una enfermera, seguramente la encargada de todas, entro sigilosa en la habitación.

X:-Lo siento mucho-Dijo llamando la intención de todos-Pero el horario de visitas ya termino.
Todos se despidieron y se fueron.
Solo quedamos ls niña Bill y yo.

Bill:-¿Kat?-me llamo la atención, yo seguía mirando atónita a las niñas-¿Te sientes bien?-Me toco la frente y me miro a los ojos-¿Te duele mucho?

Kat:-Estoy bien-Hable por primera vez desde las 8 de la noche aproximadamente-¿Por qué lo preguntas?

Bill:-Estas muy callada-Dijo mientras se recostaba en el sillón.

Kat:-Estoy un poco impactada-Suspire-Todo paso muy rápido.
Bill se acerco y me beso.

Bill:-Felicidades-Susurro pegado a mis labios-Lo hiciste bien.

Kat:-Gracias-Reí como tonta-Tu también lo llevaste bastante bien-Lo bese.

Bill:-Si, bueno-Se enderezo-Debo reconocer que fue muy difícil…

Kat:-Ven aquí mi hombre gallina-Abrí los brazos y lo abrace, se sentía tan bien sentir un abrazo en estos momentos.


A la semana de haber tenido a las niñas me dejaron ir, y mi padre como regalo nos regalo el departamento que antes correspondía a Andreas y Jess.

Kat:-Es una broma-Dije mientras agarraba las llaves.

David-:-Me encantaría que se queden-Dijo encogiéndose de hombros-Pero somos muchos en casa…

Kat:-AY papá-Lo abrace-Gracias.


Las niñas cumplieron el primer mes, Amara se mostraba mas pegada a Bill que a mi, mientras que Giselle no dejaba que nadie mas que yo la agarrara.

Bill:-Quiero que empiecen a hablar-Dijo mientras se asomaba para ver como dormían.

Kat:-créeme-Dije mientras me metía a la cama-Cuando te pidan un auto, desearas que tengan un mes de vida-Me reí.
Bill se acostó a mi lado ya pago la luz. Me rodeo con sus brazos por la cintura y me acerco a el.

Bill:-Te amo-Susurro en mi oído.

Kat:-Yo igual-Susurre.

Bill:-¿Te casarías conmigo?-me quede helada y asentí como una loca.


A veces las personas sueñan con una vida mejor, y ese sueño se cumple… Pero no todo es color de rosa, hay que atravesar valles cubiertos de espinar y desolados desiertos. No muchos duran.Yo dure gracias a mi superman… Bill Kaulitz. El mejor amigo de mi medio hermano y padre de mis hijas… EL hombre perfecto y que así ha veces tengo ganas de matarlo, es la persona mas sincera y buena que haya pisado al tierra.

_______________________________________
Mega pedorro D: pero es lo que se me ocurrio u-u
Prometo compensarlo con el de phantom Rider :D
GRACIAS A MIS FIELES SEGUIDORAS JULITA, MERL Y TATIH QUE SIEMPRE ME APOYAN Y HACEN CRITICAS CONSTRUCTIBAS ;) LAS QUIERO MUCHO, NO SE QUE HARIA SIN USTEDES(L)
GRACIAS A JULITA POR LOS DIBUJITOS(L) LOS AME Y A TATIH POR EL BANNER Y LA IMAGEN DE HAYLEY(L)

Capitulo 40


Pasamos una tarde agradable, le pregunte porque no salía de la casa o porque no iba atrabajar y el me contesto que quería relajarse un poco. Me prometió que pasaría por mi casa de vez en cuando, porque estaba muy aburrida sola y así le permitiría los demás que salieran… Iba a ser tipo la niñera de Kiro, o algo así.

Estaba de 8 meses y medio.

Bill:-Todavía no se como se llamara la otra-Dijo mientras apoyaba su cabeza contra mi panza-¿Están dormidas?-Pregunto cuando no noto ningún movimiento.

Kat:-No lo se-Acaricie su cabello-Quizás están ocupadas con otra cosa-Me rei suavecito y Bill también lo hizo. Sentí un ligero golpecito-Les gusta tu risa-Dije mientras acariciaba su mejilla con las yema de los dedos.

Bill:-Puede ser-Dijo mientras besaba mi vientre y se enderezaba a mi lado-Ya se que nombre-Me miro con los ojos brillantes y una sonrisa encantadora-Quiero que se llame Giselle-Sonrió cordial.

Kat:-¿Giselle?-Torcí al boca y este borro su sonrisa inmediatamente.

Bill:-¿No te gusta?-Dijo desilusionado.

Kat:-Si que me gusta-Dije y me reí-Quería ver tu cara solamente-Me carcajee un largo rato hasta que Bill me beso interrumpiéndome-¿Qué haces?-Pegue un respingo.

Bill:-Nada-Abrió los ojos con inocencia y me sonrió-Quería ver tu cara solamente-Me saco al lengua.

Kat:-El que ríe ultimo ríe mejor-Dije levantándome-Tengo sueño… Me iré a la cama-Subí las escaleras tan despacio que comencé a desesperarme, no veía la hora de poder moverme con mas libertad… maldita gordura pasajera… Si es que era pasajera.

Había sido la noche mas larga de mi vida, estaba agotada… No había dormido bien.

Bill:-¿Qué sucede?-Me pregunto mientras acariciaba mi panza, me dolía hasta el apellido.

Kat:-Me siento mal-Tape mis ojos con el dorso de la mano y suspire-Ya no aguanto mas-Dije tragándome las lagrimas-No quiero más esto-Una lágrima se resbalo por mi mejilla, Bill la atrapo.

Bill:-No llores cariño-Dijo apenado y me beso la mejilla-No llores-Me susurro al oido-Todo esta bien-Lo abrace fuerte, no calmaba el dolor pero por lo menos me hacia sentir segura.

Kat:-Estoy tan cansada-Balbucee desconsoladamente.
Bill no contesto porque mi espalda se arqueo y yo chille.

Bill:-¿Kat?-Bill salto y sus manos comenzaron a temblar-Amor…-Volví a chillar, esto era estar ardiendo en una parrilla.
Por suerte, Andreas estaba en al casa así que me saco rápidamente y me llevo al auto.

Andreas:-Respira hondo-Me ordeno mientras me sentaba en el asiento trasero, Bill se deslizo a mi lado y me apretó las manos.

Bill:-Estoy aquí-Me apretó nuevamente las manos y Andreas prendió el motor del auto.
A las 12 del mediodía ya estaba acostada en una gran cama blanca con un vía intravenosa.
Me acosté de costado, el dolor era mas leve si estaba en esa posición y me concentre en mirara a Bill a los ojos. Él también me miraba, parecíamos estar buscando algo dentro del otro.
Estuve mirándolo por lo menos unas 2 horas hasta que alguien abrió la puerta, era el medico.

X:-Hola Kat-Me saludo-Hola Bill-Este asintió-Voy a revisarte… Supongo que dentro de unas horas tendremos a las niñas aquí.
El médico me reviso y aseguro que si seguía progresando así, antes de las 12 de la noche tendría a mis hijas en brazos.
Cuando el medico salio entro un enfermera.

X:-¿Te sientes bien cariño?-Pregunto.

Kat:-Si-Trate de sonreír, tenia las piernas entumecidas-¿Puedo levantarme?-Pregunte con tono lastimero… Quería caminar un poco.

X:-Si-Sonrío-Pero ten cuidado.
Bill me ayudo a sentarme en la cama y luego me bajo las piernas que estaban dormidas.

Bill:-¿Estas segura? –Yo asentí desesperada-Bueno…-Apoye con cuidado los pies en el suelo.
Bill me tenía agarrada de la cintura mientras paseaba de un lado al otro por la habitación.

Kat:-Esto esta mejor-Sonreí, ya me sentía mejor.
Di otras dos vueltas y me quede para al lado de la cama.

Bill:-¿Kat?-Parecía asustado.

Kat:-No pasa nada-Conteste rápidamente y me acuclille-Espera un segundo-Me quede en cuclillas durante unas 5 minutos hasta que Bill tiro de mi hacia arriba, sus ojos estaban dilatados-Estoy bien-Asegure y le acaricie la mejilla.

Bill:-Acuéstate-Me ordeno.
Suspire, quizás i me sentaba en la cama estaría mas tranquilo.
Me senté en la cama y lo mire divertida.

Bill:-¿Qué?-Parecía molesto.

Kat:-Nada-Me reí-Es que me causas gracia-Bill me miro sorprendido-Yo debería estará si… No tú-Sofoque una risita con al sabana-por favor-Estire mis manos y este se acerco-Relájate ¿si?-le hice ojitos.

Bill:-Ya que-Me beso con delicadeza en los labios.

Kat:-Te amo tanto-Le devolví el beso…

Bill:-¿Ah si?-Dijo con sarcasmo-No me había dado cuenta-Nos reímos, nuestras frentes estaban juntas.

Kat:-¿Comos e llamara la que primera nazca?-Pregunte mirándolo a los ojos.

Bill:-Amara-Sonrío de lado-Fue el primer nombre-Me recordó.

Kat:-Cierto-Fruncí los labios-¿Qué color de ojos crees que tendrán?-Pregunte de repente.

Bill:-Creo que tendrán ojos azules como los tuyos-Se rió con un tono infantil-Serán mini Kats-Me reí.

Kat:-No-Dijo frunciendo el ceño-Quiero que tengan algo tuyo-Hice puchero.

Bill:-¿Acaso quieres manipula la genética?-Asentí y luego me carcajeé-Pequeña demente-Susurro y se separo.
Unos pocos minutos después Tom asomo la cabeza por la puerta.

Tom:-Hola-Saludo con una sonrisa, yo se la devolví.
Seguido a este venia mi padre y Simone.

David:-Hola cariño-Me beso la frente y acaricio mi mejilla-¿Cómo te sientes?

Kat:-Bien-Titubee un poco-Un poco cansada.

Simone:-Siempre estas cansada-Dijo con dulzura y me pellizco la mejilla-¿Qué dijo el médico?-Preguntó.

Bill:-Dijo que todo va bien-Suspiramos los dos a la vez.
Mi padre se desplomo en el sofá de la pequeña habitación y cerró los ojos, se notaba cansado.

Kat:-Ve a casa-Le dije.

David:-No-Abrió los ojos y me miro-Estoy bien-Sonrío de lado y reprimió un bostezo.

Kat:-Si claro-Bufe y mire al frente, Bill tenia la cabeza apoyada a los pies de la cama y Simone le acariciaba el cabello, Tom estaba sentado a la do de mi padre mirando la pequeña televisión.
Suspire y cerré los ojos, tenia sueño y estaba segura de que necesitaba dormir. Caminé hacia la negrura de la inconciencia a paso rápido…

Capitulo 39


Antes de acostarme les mostré a todos las fotos de la ecografía, Andreas puso cara de asco y mi padre parecía un ciego que por primera vez veía los colores…
Cada mes mi panza crecía más y más y eso hacia que me sintiera más cansada y con menos ganas.
Los chicos de cinema bizarre se había enterado gracias a la histeria de mi padre así que hoy vendrían un rato a la tarde, era el único comento donde estaba sola… Más bien con mis hijas.
Estaba mirando la televisión sin prestare atención mientras acariciaba mi abdomen que se movía de un lado al otro. Comencé a tararear una canción que había escuchado a la mañana en la radio de la oficina de mi padre, el quería que fuera para que Tilo pudiera verme… Padres.
El timbre sonó y yo me sobre salte.

Kat:-Ya voy-Grite mientras me paraba perezosamente del sofá… Estúpido cansancio.
Camine arrastrando mis pies descalzos por el piso de madera hasta que llegue a la puerta, respire hondo y abrí.

Yu:-Hola Kat-Me sonrío evaluándome con la mirada-Que linda estas…-Mas bien parezco una medusa hincha, pensé.

Kat:-Gracias-Sonreí-Pasen-Me corrí a un lado y todos pasaron… Faltaba Kiro.-¿Dónde esta…?-Strify me miro, no era de hablar mucho el solo se limitaba a observar.

Strify:-No se siente bien-Traducción, por tu culpa esta depresivo.

Kat:-Ah-Cerré la puerta-¿Quieren algo para tomar?-Les ofrecí mientras me asomaba al living.

Yu:-Ven a sentarte, nosotros nos encargamos-Shin me dio empujoncitos hasta sentarme en el medio del sofá blanco, todos me miraros… En realidad no a mi exactamente sino a mi gran panza.

Romeo:-¿De cuanto estas?-Suspire.

Kat:-7 meses-Todos abrieron los ojos.

Yu:-¿Estas segura que son gemelas?-Pregunto con burla en sus ojos-Quizás sean trillizos o sextillizos-Todos rieron.

Kat:-Me la pase comiendo todo el tiempo-Me encogí de hombros y me puse roja, sabia que estaba gorda... Pero no sabía que para tanto.

Shin:-Que mas da-Le resto importancia-Te ves hermosa-Me sonrío.

Kat:-Todos dicen lo mismo para hacerme sentir bien-Dije mientras los fulminaba con la mirada-Estoy totalmente deformada-Me señale con un gesto-Soy el cuco en persona.

Romeo:-Quizás tengas que ir al oculista-Dijo mientras me daba un ligero golpecito en el hombro-Estas bien-Me abrazo por los hombros.

Kat:-Esta bien, esta bien-Levante las manos rindiéndome-Estoy bien-Nos reímos, de repente sentí un ligero golpecito en mi útero-Mira-Agarre la mano de Romeo y la apoye contra mi revuelto abdomen-¿Lo sientes?-Este abrió los ojos y sonrío.

Romeo:-Impresionante-Dijo en un murmullo.

Yu:-Yo también quiero-Se quejo. Agarre su mano y la apoye donde había estado la de romeo-Vaya-Jadeo impresionado, yo sonreí.

Kat:-Parece que tengo un Alien-Reí.

Shin:-Yo quiero-Apoyo su mano con delicadeza sobre el mismo lugar que los otros dos y sonrío-Esto es raro-Yo me carcajee.

Kat:-Pobres de mis hijas-Dije con conmoción-Saldrán tan rara como la madre-Todos rieron.

Yu:-Dios quiera que no-Me beso la mejilla y yo me reí.
La tarde me pareció muy larga, estaba dividida en dos, una parte pensaba en Kiro y la otra estaba con los chicos en el living… Tenia que preguntarle a Yu que había pasado con Kiro, el si me contaría la verdad y no me tiraria indirectas.
Cuando estaba en la puerta demore a Yu y le pregunté de que iba todo esto.

Yu:-Esta pasando un momento difícil-Aseguro mientras me miraba atento-Desde lo que paso en el boliche… no a sido el mismo…

Kat:-Pero el sabia que yo estaba con Bill-Dije algo molesta por su comportamiento infantil.

Yu:-Así es-Aseguro-Pero eso no quiere decir que se vaya a rendir-Me acaricio la mejilla-Yo me quede con el siempre, no se quiere quedar solo… Ahora esta Tilo en casa con el-Suspiro-Pásate mañana así hablas con el… Si es que eso quieres.

Kat:-Gracias Yu-Le besé la mejilla-Eso hare.

Yu:-Hasta mañana-Salio con los hombros encogidos.
El resto de la tarde me la pase durmiendo, estaba agotada y mañana tendría que ser fuerte y estar bien.
Alguien me sacudió.

Bill:-Kat, amor-Me susurro al oído-Ya llegue cariño-Me besó la mejilla.

Kat:-¿Qué hora es?-Susurré.

Bill:-Las 8-Me volvió a besar la mejilla-¿Tienes hambre?-Preguntó. Yo asentí-Vamos-Me ayudo a levantarme y bajamos hasta la cocina.
Comí algo rápido y me volví a acostar, estaba frita. Bill decía que si seguía sin moverme iba a terminar hecha un elefante pero yo solo lo envenenaba con la mirada y luego me iba… De todas formas tenia razón.

Al día siguiente todos se fueron por la tarde como de costumbre, yo le dije a Bill que saldría a caminar un rato que no se preocupara.
Como la casa de Kiro quedaba lejos decidid ir en auto.
Al llegar me pare frente a la antigua puerta y respire hondo, cerré los ojos y toque el timbre apretando los labios.

Yu:-Hola Kat-Saludo alegremente, como de costumbre-Pasa-Se hizo a un lado y yo pase sigilosa, por si Kiro estaba rondando-No esta aquí… Esta en su habitación.

Kat:-Ah-Volví a respirar-¿Baja seguido?-No estaba lista para enfrentarme sola a él.

Yu:-Baja a las tres para comer algo y luego sube… Es muy puntual-Me aseguro.
Me senté en el living y hablamos de todo un poco, me preguntó sobre que pensaba hacer cuando nacieran mis hijas y si Bill estaba contento como lo aparentaba. El era como un perro con dos colas.
Unos estrepitosos pasos resonaron en las escaleras, me tense.

Yu:-Relájate-Dijo, se levanto y y salio de la sala.
Podía sentir como por la nunca bajaban gotas frías de transpiración, era ahora a nunca.

Kiro:-… No, no tengo ganas de ver una pelicu…-Se cayo. Gire lentamente y allí estaba, parado enfrente mío con sus ojos fuera de orbita y los labios blancos, parecía que estaba viendo a un fantasma.

Kat:-Hola-Salude con la mano y le sonreí-¿Podemos hablar?-Me pare y camine lentamente esperando a que Kiro saliera corriendo o algo así.

Kiro:-¿Kat?-Abrió los ojos de pare n par y me abrazo con alegría-Ay pequeña, cuanto tiempo que no te veía-Le devolví el abrazo mientras volví a respirar con normalidad, todo estaba “bien”.

Kat:-Si, mucho tiempo-Dije mientras este se separaba de mi y me sonreía-¿Tienes el pelo mas largo?-Observe mientras le sonreía.

Kiro:-Si, me lo deje crecer-Sonrío-Estas mas…-Me miro de pies a cabeza-Estas tan linda-Sonrió.,

Kat:-Por favor, estoy hecha una elefante-Reímos a carcajadas.
Todo era como siempre.Pasamos una tarde agradable, le pregunte porque no salía de la casa o porque no iba atrabajar y el me contesto que quería relajarse un poco. Me prometió que pasaría por mi casa de vez en cuando, porque estaba muy aburrida sola y así le permitiría los demás que salieran… Iba a ser tipo la niñera de Kiro, o algo así.

Capitulo 38


Kat:-Si, es solo un mareo-Bill me ayudo a pararme y me llevo hasta su habitación.

Los meses siguientes fueron muy diferentes… Según lo que me decía Liza, que si lo sabia, era que había pasado ya la etapa de la negación y ahora empezaría a disfrutar de mi embarazo… Quizás tenía razón, estar embarazada es la cosa mas linda que la vida le puede regalar a una mujer y yo en vez de pensarlo así, me quería convencer de que era la peor cosa que me podría pasar…
La mañana era de un color perla, había una fina capa de nubes que cubrían todo el océano en todas sus extensiones
Era la primer ecografía, hoy conoceríamos a nuestro pequeño bebé. Mi panza se hacia notar así que comencé a usar ropa grande para ocultársela a mi padre hasta que tuviera la ecograma en mis manos y se la pudiera mostrar… Si me daban hoy, se lo diría hoy.
Bill estaba muy nervioso, no había dormido en toda la noche y sus manos temblaban levemente.

Kat:-Bill, cariño-Este me miro antes de bajar del auto-¿Te encuentras bien?-Pregunte preocupada.

Bill:-Si-Dijo nervioso y bajo del auto.
Entramos al gran hospital y nos dirigimos hacia donde hacían las ecografías y ese tipo de cosas.
Hable con la chica de la recepción un buen rato, al parecer no me entendía… Tenía suerte de que estuviera de buen humor.
La media hora de espera fue una tortura, Bill no dejaba de mover sus manos y yo no podía dejar de pasear los ojos por la sala, había unas 3 chicas mas embarazadas y una de ellas tenia apenas 15 años.

X:-Kat Jost-Me levante como si tuviera resortes y camine rápido hasta la menuda enfermera que me esperaba con una sonrisa dulce-Pasa cariño-Se hizo a un lado y yo entre.
Era un gran pasillo con habitaciones…

X:-Por aquí-Nos guío hasta una de las habitaciones mas alejadas… El interior estaba algo oscuro-Acuéstate aquí-Dijo señalando una camilla con sabanas blancas.
La enfermera prendió las luces y yo me acomode en la camilla.
Mientras la enfermera preparaba todo nos iba preguntando cosas, cuantos años teníamos, de cuanto estaba… Si ya sabia que era o si era más de uno. Las últimas cosas no las sabía.

X:-Bien-Dijo mientras apoyaba un aparatito frío a la altura de mi útero-Miren-Dijo mostrándonos una pequeña pantalla-Allí esta… o mejor dicho están…-Bill dejo de respirar y yo lo imite-Veamos-Comenzó a deslizar esa cosa fría por mi vientre-Oh-Dijo emocionada y nos sonrió-Son gemelos… Perdón-Miro atenta la pantalla-Son gemelas-Bill jadeo impresionado y yo me quede dura, no podía hablar-Felicidades-Dijo, comenzó a tocar botones… Tan rápido era, tenía solo 4 meses y sabíamos que iban a ser gemelas, esto era increíble, solo 4 meses y ya nos dan la noticia de GEMELAS, no me lo podía creer.

X:-¿Alguno de ustedes tiene un gemelo?-Pregunto después de un rato, la pantalla se apago y deje de ver a esas criaturitas inquietas moviéndose dentro de mi.

Bill:-Yo-Dijo con voz temblorosa, no podía ver su rostro pero seguro que estaba llorando.

X:-Entonces era de esperarse-Murmuro, a veces pensaba que hablaba con ella mas que con nosotros.-Muy bien cariño-Me ayudaron a levantarme de la camilla-Aquí tienes, son algunas fotos-Nos despidió y salimos a la carrera del hospital, quería estar sola con Bill sin nadie que nos mirara.
Entramos como un rayo al auto y tire mi bolso a la parte trasera. Me quede mirando al frente, no podía pensar en una sola cosa… Eran muchas las cosas que tenia en la cabeza.
Por unos instantes olvide a Bill que estaba sentado al lado mío con su maquillaje corrido y sus mejillas ardientes por el llanto, no estaba llorando de tristeza, claro que no. Estaba llorando de felicidad.

Kat:-Bill-Me contorsione en el asiento para mirarlo a la cara-¿Estas bien?-Me acerque mas a su rostro-¿Quieres que yo maneje?-El negó con la cabeza-¿No estas bien o no quieres que maneje?-Pregunte confundida.

Bill:-No quiero que manejes-Contesto con al voz quebrada.

Kat:-Oh cariño-Me senté en sus piernas y apreté mi mejilla contra su hombro-Cuando Tom se entere morirá-Reí, Bill también lo hizo.

Bill:-Mi madre quedara como una piedra-Dijo entusiasmado, había dejado de llorar.
Con cuidado apoyo una de sus manos sobre mi abultado vientre y cerro los ojos.

Bill:-Gemelas-Susurro aun con los ojos cerrados-Nunca se me hubiese ocurrido-Dijo emocionado.

Kat:-Ahora tendremos que elegir un nombre mas-Exclame dulcemente-Pero Amara se queda-Agregue rápidamente y lo mire a los ojos, este los abrió.

Bill:-Pero…-Quiso protestar pero yo lo besé.

Kat:-Amara se queda-Volví a decir y sonreí-Tu puedes escoger el otro-Me volví a sentar en mi asiento, la noche ya había caído… ¿tanto tiempo habíamos perdido allí adentro? ¿O simplemente lo habíamos perdido en el auto?
Mientras volvíamos a casa, comencé a pensar que decirle a mi padre… “Veras papá… Hace unos 4 meses me entere que estoy embarazada pero por miedo a que seas un ogro no te dije nada… Es una locura ¿no?”. Vamos Kat, piensa bien pequeña idiota.
La remera que llevaba era un poco más apretada y resaltaba mi panza, así que solo debería esperar a que me mirara y sacara sus propias conclusiones.
Abrí la puerta, estaba la televisión del living prendida y las luces de la cocina.

Kat:-Llegue-Vocifere para que todos me escucharan.

David:-Aquí estoy Kat-Dijo mi padre desde el sillón levantando la mano.

Kat:-Hola papá-Entre al salón que estaba en penumbras-¿Cómo te ha ido hoy?-Este se puso tenso y se giro lentamente.

David:-Bien…-Dudo unos segundos, estudio mi rostro a fondo-¿De repente te interesas por mi?-Pregunto confundido, bajo el volumen de la tele y se giro hacia mi.

Kat:-Así es-Dije con ojo abierto tratando de parecer inocente-Me preocupo por mi pá-Reí.
Mi padre me recorrió y en cuanto llego a mi vientre se quedo duro como estaca de madera.
David:-Dime por favor que no va enserio-Dijo amarrándose la cabeza sin dejarme de mirar.

Kat:-Esta bien no te lo diré-Trate de hacerme la graciosa para que mi padre se relajara.

David:-Kat-Me miro a los ojos por segunda vez-¿Por qué no lo dijiste antes?-Estiro su mano hasta tocar la hinchazón de mi vientre.

Kat:-No lo se-Susurré y apoye mi mano sobre la de el-Son gemelas-Solté después de un rato.

David:-GEMELAS-Grito impresionado y busco a Bill para mirarlo mal.

Kat:-Si ¿No es genial?-Dije mientras sonreía.

David:-Esto no es un juego Kat-Dijo sombríamente-No es una mascota que puedes dejar al cuidado de los otros, ¿Comprendes?-Me quede dura, era lo que el había dicho a Liza cuando hablaban de Jess.

Kat:-Ya lo se-Solté lo más despacio y dulce que pude, ya me estaban entrando ganas de llorar y me sentía mareada. Pelear me hacia mal…-Papá-Este me miro nuevamente-Creo que tengo al madurez suficiente como para cuidar de alguien mas… Si no lo recuerdas yo fui la que cuido a Leo desde que nació mas o menos-Fruncí el ceño, no confiaba en mi.

David:-Ya lo se amor-Me acaricio la mejilla-Es solo que… Eres tan pequeña-Sus ojos brillaron tiernos, yo me ruborice y le sonreí.

Kat:-Creo que estoy tratando de abandonar el nido-Bromee y luego le besé la frente-Tengo hambre iré a buscar comida… nos vemos mañana.

David:-Nos vemos hija-Se quede en la misma posición hasta que salí de escena.
Bill:-Se lo tomo bien-Dijo con una sonrisa.

Kat:-Puede ser porque no viste sus caras-Dije mientras entraba a la cocina, Andreas y Liza

estaban callados.

Kat:-Que chusmas-Los asesine con la mirada-Son unos verdaderos metidos-camine hasta la heladera y busque algo comestible… Algo rápido que no me hiciera esperar tenia mucha hambre no había comido nada.
Antes de acostarme les mostré a todos las fotos de la ecografía, Andreas puso cara de asco y mi padre parecía un ciego que por primera vez veía los colores…