lunes, 22 de febrero de 2010

Capitulo 35


El viaje fue un infierno, mientras yo luchaba por no vomitar el lindo auto de Bill este trataba de manejar lo más rápido posible y hacia que se moviera mas rápido todo… provocándome más nauseas.
Cuando llegamos abrí rápidamente la puerta y corrí a la puerta.

Bill:-Kat-Dijo detrás mío mientras subía las escaleras atolondradamente para vomitar.
Entre baño de mi habitación y vomite violentamente en el inodoro, Bill me sostuvo el pelo.

Kat:-De veras, no es necesario que te quedes-Dije mientras me lavaba los dientes-No quiero exponerte a esto.

Bill:-No te voy a dejar-Negó con la cabeza y me acaricio la mejilla-Acuéstate-Me llevo por al cintura hasta la cama y me subió, me ayudo a ponerme el pijama como si fue una niña pequeña y luego me arropo-Ya vuelvo amor-Me susurro-Voy a buscarte agua-Apago la luz y salio sigilosamente de la habitación.
Las nauseas ya eran débiles así que trate de poner mi mente en blanco y dormir… pero había algo que no me dejaba, y era el beso que me había dado Kiro.
Había sido tan rápido todo que hasta creía que fue un sueño… No me lo podía creer, la persona que yo consideraba mi mejor amigo me había besado…. Me sentía fatal por Bill, no podía contarle porque estaba segura de que el rompería la cara a Kiro, pero me sentía tan culpable que tarde o temprano se lo diría… Ese era mi peor defecto, siempre me sentía culpable por los demás.
Seguí dándole vueltas al asunto hasta que escuche como se abría la puerta y lentamente se cerraba, escuche como Bill apoyaba el vaso sobre la mesita de noche y luego se acostaba a mi lado en la cama.

Kat:-Bill-Susurre en la oscuridad.

Bill:-Aquí estoy-Me abrazo por la cintura y me atrajo hacia el-Duérmete Kat-Me dijo al oído y yo obedientemente cerré lo ojos, el día me había dejado exhausta así que no tarde mucho en dormirme en los brazos de Bill.
Como si no hubiese tenia poco de Kiro, cuando abrí mis ojos en mis sueños, me encontraba acostada en una cama de sabanas blancas y una habitación rosa pálido… era igual a la habitación del hospital donde me habían internado la última vez hace ya tanto tiempo. En una esquina había dos cunas de plástico transparente de esas que están en los hospitales….Definitivamente estaba en un hospital.
Alguien abrió la puerta y luego al cerro, llevaba en sus brazos dos cosas que cuando se acerco distinguí que eran dos hermosos bebés con sus mejillas rosadas y unos ojos azules, tan parecidos a los míos.

Kiro:-Felicidades-Dijo en un susurro mientras me entregaba a un de los niños-Ya somos papás-Sonrío y mi cara cambio rápidamente de la confusión al espanto… Yo no podría haber estado embarazada de Kiro… No, nunca había hecho nada fue solo un beso. Comencé a agitarme y cuando mire al bebé este se acomodo en mi pecho y cerro sus ojos. La confusión y el espanto hicieron que comenzara a llorar.

Kat:-Es imposible-Solloce y me tape la cara, las lagrimas eran tan reales que pensé que lo estaba viviendo.
Abrí los ojos, tenía las mejillas empapadas y estaba agitada.

Bill:-¿Qué ocurre Kat?-Dijo preocupad-¿Te sientes bien cielo?-Me zamarreo.

Kat:-Es imposible-Dije ausente y solloce.

Bill:-¿Qué es imposible?-Pregunto histérico y me apretó contar su pecho-¿Qué soñaste amor?-Dijo asustado.

Kat:-Nada-Dije y apoye mi cabeza sobre su pecho-Esta bien… fue solo un sueño-Me trate de consolar y calmar a Bill.
Este me volvió a acostar y volví a dormir, pero esta vez sin sueños…
La semana fue de lo mas rara, tenia mucho sueño y por las mañanas me despertaba con nauseas, según Lara así se había sentido antes de enterarse que estaba embarazada, pero yo dije que era imposible eso… O así lo creía.
Una tarde noche en al que todos salieron a comer, yo aproveche y me quede con Bill en la casa. Le había comentado a Bill lo que me había dicho Lara y este se mostró muy ansioso por que lo comprobara.

Bill:-Vamos-Dijo impaciente mientras me empujaba dentro del baño-Apresúrate Kat-Cerro al puerta y me dejo dentro del baño con un test de embarazo.
Con manos temblorosas lo abrí y seguí los pasos que indicaba un papelito. A lo último decía que tenía que esperar unos 5 minutos para saber el resultado… Todavía no me podía creer que Bill hubiese caído en mi casa con un test de embarazo.
Cuando salí Bill estaba parado junto a la puerta con sus brazos cruzados sobre el pecho y gesto impaciente, parecía un niño desesperado por salir al parque.

Kat:-Hay que esperar-Le advertí antes de que abriera la boca-5 minutos-Le aclare y camine hasta la cocina, tenia tanta hambre que seria capaz de comerme hasta una vaca entera.

Bill:-No puedo esperar tanto-Dijo mientras caminaba detrás de mi.

Kat:-Ve a hablarle al cosos ese-Lo había dejado sobre la mochila del inodoro.

Bill:-Oh vamos-Comenzó mientras sacaba helado del freezer-¿No estas impaciente por saber si tendrás un hijo conmigo?-Se señalo con gesto de superioridad.

Kat:-No-Dije seria, este tema lo volvía loco.

Bill:-Eres la persona mas mala del universo-Se quejo, eso si que me había dolido.

Kat:-De acuerdo-Sigilosamente una lagrima se escapo, no podía negarlo me sentía rara estaba muy sensible, tenia hambre, sueño y nauseas... Era todo muy raro-De acuerdo-Volví a repetir-Si soy tan mala ¿Por qué estas conmigo?-Deje el pote de helado a un lado y me seque las lagrimas-Quizás te merezcas algo mejor-Dije finalmente y reprimí un sollozo en mi garganta.

Bill:-Kat-Dijo apenado por el efecto de sus palabras sobre mi-No hablaba enserio amor, claro que no-Me abrazo-Lo siento-Me beso la cabeza.

Kat:-Yo también lo siento-Dije mientras me secaba nuevas lagrimas-Es solo que estoy tan asustada-Solloce y Bill me apretó mas hacia él.

Bill:-Pase lo que pase-Se agacho para quedar a la altura de mi cara-Siempre me tendrás a tu lado-Me beso, ese beso fue húmedo por las lagrimas pero tan dulce que lo agarre de la nuca para prolongarlo, este me agarro por la cintura haciendo que enroscara mis piernas por sus caderas
Este me levanto de la silla y me llevo hasta el living para acostarme en el sillón, Bill pasó sus piernas a cada lado de mis caderas y comenzó a besarme el cuello.
Bill fue cuello abajo hasta llegar a mi vientre, un débil gemido salio de mis labios y enrede mis dedos en su pelo. Bill volvió a subir hasta mis labios, mi estomago se agito y las nauseas comenzaron a marearme.

Kat:-Bill-Trate de separarlo-Dame un segundo-Dije mientras este se corría a un lado y yo salía corriendo al baño.

No hay comentarios:

Publicar un comentario