sábado, 6 de marzo de 2010

Capítulo 4: Intento de fuga (PhantomRider)




Cuando volví a abrir los ojos me encontraba tendida en una cama. Varias personas estaban agrupadas a mi alrededor abanicándome.
-Señorita Emily-Schäfer apretó mi fría mano contra la suya-¿Se siente bien?-Preguntó preocupado.
-¿Dónde estoy?-Ignoré su pregunta.
-Esta en su habitación-Me senté rápidamente en la cama. Mi corsé estaba flojo.
-¿Mi habitación?-Pregunté, llevándome una mano a la cabeza.
El lugar tenía con un extraño empapelado a rayas, rojas como la sangre y color Bordeaux. Amueblada totalmente de pino opaco.
Me levante despacio. Mis pies sintieron el dulce roze de la alfombra acolchonada de color rojo vino. Camine hasta el gran tocador y alce mis ojos hacia la imagen que reflejaba el espejo empotrado en un marco dorado.
-Creo que le afectó el golpe en la cabeza…-Murmuró una voz masculina. Provenía de uno de los muchachos altos.
-Cállate, Bill.-Ordenó una voz dulce pero estricta.
-Lo siento-Se disculpo le interpelado.
Aparté mis nublados ojos de la espectral figura que se reflejaba en el espejo. Gire sobre mis talones para chocarme con intensas miradas.
-Señorita…-Levante la mano ordenándole a Schäfer que cerrara el hocico de una vez.
Sin previo aviso, las lagrimas se derramaron pode mis ojos y un sollozo sordo rodó por mi garganta hasta la superficie…
… El juego había empezado.
-Señorita Emily…-El señor Gordon se acerco a mi en tres largos pasos y me abrazó. Sus brazos eran cálidos.-¿Qué el duele?-Preguntó preocupado.
-N-nada-Balbucee y enterré mi rostro en su pecho, olía igual que mi padre, a pipa.
Cuando me logre controlar pedí que me dejaran sola. Quería enterrarme en la helada oscuridad.

Un ligero golpe de nudillos en la puerta me sobre salto.
-Señorita Emily-Una voz femenina y tranquila me llamaba.
-¿Qué sucede?-Mi voz estaba ronca a causa del llanto.
-La esperan para cenar-Mire por la ventana, estaba todo macabramente oscuro afuera. La luna contorneaba los árboles, era verdaderamente hermoso, aunque atemorizante.
-No quiero cenar-Dije mientras me levantaba de la mullida cama.
-Señorita Emily-Schäfer aporreó la puerta-Debo recordarle que su padre la dejo a mi cargo. Y le ordeno en este preciso instante que salga, o sino…
-¿O sino que?-Lo interrumpí totalmente enfadada.
-O sino entrare en su busca-La manija se sacudió. Mis dientes rechinaron.
-¡Déjeme en paz!-Grite histérica mientras trataba de abrir la ventana-No quiero cenar, gracias, y buenas noches-Di por terminada la conversación.
Logré abrir la ventana, afortunadamente había una enredadera incrustada en la pared.
Una ráfaga helada me hizo estremecer hasta la medula.
Mi mente se despejó.
Estaba siendo muy mal educada, esta buena gente me acogía como a una hija, y yo lo único que hacia era despreciar su hospitalidad.
Cerré la ventana de un tirón y me deje caer con al espalda apoyada contra la pared.
Nuevas lágrimas inundaron mis ojos, apoye mi cabeza en las rodillas y cerré los ojos.

2 comentarios:

  1. No habia visto que estabas publicando acá e_e Muy lindos caps (L)

    ResponderEliminar
  2. Sigue así, pequeño saltamontes (¿?)
    :)

    ResponderEliminar