sábado, 9 de octubre de 2010

Aprendiendo


Recién aprendí que no sos una persona indispensable en mi vida, porque desde que me dijiste que no, aprendí a atarme los cordones yo sola, y que la soledad a veces está buena.
No me interesa más tu vida, te la regalo… Es aburrida y encima buscas gente aburrida con la cual rodearte para no salirte de la rutina…
Prefiero tener mi propia vida -la que perdí yéndome atrás tuyo-, buscar mis propias aventuras, hacerme la loca, la reventada y mandar a la mierda al que se me cante. Quiero ser yo misma… y no estar pendiente de lo que puedas llegar a pensar vos. Como dice el dicho “un clavo saca a otro clavo”… En mi caso, espero encontrar a mi chaleco de fuerza, a ese loco lindo que me aguante y me ame así, gritona, extrovertida y sobre todo, caradura. Si, soy caradura y no me importa decirte en la cara lo muy pelotudo que resultaste ser.
Igualmente, gracias, si no me hubieses rechazado, hubiese cometido el error más grande de mi vida, estar con vos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario