sábado, 9 de octubre de 2010

Mi última carta hacia tu persona.


Simplemente ya no sé que pensar… Me gustaría que me vieras con los ojos con los que la miras a ella, me gustaría que me dijeras las mismas cosas que le decís, me gustaría que sintieras celosos por mí…
Quisiera que las lágrimas que corren por mis mejillas fueran de felicidad al escuchar como me decís cosas lindas… Pero no, estas lágrimas son el vivo reflejo de la angustia que siento al ver que ni siquiera sabes quien soy.
Me hubiese gustado que antes de hacer lo que hiciste, me hubieses aclarado que solo querías divertirte conmigo, era un juego nada más… Nada personal ni comprometido, solo largas charlas en las cuales decíamos cosas sin sentido.
Igualmente, gracias por todo, no quiero echarte en cara nada, solo quería que leyeras estoy y te dieras cuenta de que vos y ella no son los únicos que tienen corazón, no son lo únicos que sienten y pueden amar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario