jueves, 6 de enero de 2011

Amor mío...

Lógicamente, y por desgracia, todavía no sé quien serás. Quizás seas alto o bajo, gordo o flaco… No me interesa realmente eso, simplemente quiero saber cómo si sos como persona.
Quisiera que fueras charlatán pero a la vez que me escuches cuando te lo pida, o no, y que me hagas sentir única, la más especial de todas. Quiero que me regales sonrisas, y yo regalarte las mías, que hace rato tengo guardadas y quieren salir a la luz del día.
Una vez, alguien me dijo que lo bueno se hace esperar… Y así lo creo, cuando llegues, yo sé que no te vas a ir más, me vas a acompañar y yo a vos. No quiero los poemas, ni nada de eso, una salida sencilla algún lado sencillo o simplemente quedarnos en casa. Nada de cursilerías, ni romanticismos… Quiero ser tu amiga con privilegio.
Ojalá estés leyendo esta carta, ahí, muy lejos donde no te puedo ver todavía. Escondido entre las personas, esperando a que te necesite más de lo que te necesito ahora…
…Ni vampiros, ni príncipes. Sólo vos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario