domingo, 23 de enero de 2011

Por favor...


Deseo extirpar mi imaginación, dejar secar mis ilusiones y hacer que brote la cordura y lo poco de realismo que queda en mí.

Deseo gritar que ya pares, que me dejes en paz, no quiero más nada, déjenme sola. ¿Tanto cuesta un poco de intimidad?Mi corazón tartamudea con cada frase o foto cariñosa, con cada muestra de afecto siento que me pesa más y más… ¿Qué estaré haciendo mal para que nadie quiera entregarme su corazón?, si yo el mío ya lo entregué cientos de veces…

Nuevamente se anegan esas lágrimas amargas, esas que están teñidas de angustia, siempre se vuelve al mismo punto, es como caminar en círculos, como perseguir tu propia cola, como dar vueltas sobre un mismo eje, observando siempre la misma secuencia hasta que el mareo te gana y te dejas caer… Eso es lo que quiero, dejarme caer, pero, ¿y si jamás puedo volver?

Sólo dejáme sola, quiero llorar sin ser juzgada. Y si de todas formas querés consolarme, no digas nada, quedáte en silencio y escucha como rebotan mis lágrimas contra el piso… Sólo eso deseo.

1 comentario: