jueves, 2 de febrero de 2012

Black Veil Brides: "Someone like you" ~capítulo 3~ (Fan Fiction)


Como nadie decidía dónde ir, y Jinxx ya estaba por pegar la vuelta y llevarnos al Mc Donald’s, Ashley propuso ir a un boliche al que él iba mucho, tenía conocidos y hasta quizás podíamos entrar gratis. Yo no me opuse, todo para poder arreglar lo que había hecho. Así que Ashley reprogramo el GPS con la dirección del lugar y trato de sacarme charla.

-¿Te golpeaste muy fuerte cuando caíste?-Preguntó preocupado, yo me reí nerviosa.
-No, no, claro que no-Mentira, si, si, claro que si. La rodilla me dolía horrores-Fue un pequeño raspón, nada grave-Sonreí para parecer sincera.
-Cuando vi que te caíste quise ir a ayudarte pero ya sabes… era tu sorpresa-Pude ver entre las sombras que esbozaba una encantadora sonrisa.
-Mi sorpresa…-Repetí por lo bajo. Vaya, eso si que sonaba raro…

El resto del viaje comenzó a ser menos embarazoso y se tornó más cómodo y divertido. Sammi siempre estaba provocando a Jinxx, era muy divertido ver como ambos se burlaban, eran muy tiernos juntos. Ashley también comenzó a charlar conmigo de cosas sin mucha importancia, y Sammi le iba tirando letra por detrás.
-Así que tienes veintiún años y ya vives sola…-Comentó sorprendido.
-Sí, igual mi departamento no es la gran cosa-Me encogí de hombros.
-Algo es algo-Contraatacó-¿Tienes mascotas?

-Sí, tengo un gato… Se llama Pericles…-Sonreí, amaba a ese gato.
-Como el hijo de Homero y Morticia Adams-Dijo sorprendido. Era extraño que la gente supiese de qué estaba hablando cuando decía el nombre de mi gato, no había mucha gente amante de las series viejas…
-Sí, exacto-Dije sonriendo. Nos quedamos un rato largo mirándonos como idiotas… Quizás íbamos demasiado rápido, ni quiera habíamos llegado al boliche. Pero sentía que éramos tal para cual…

El nombre de mi gato dio pie a que comenzáramos a hablar de programas de televisión y películas, era escalofriante concordar en tantas cosas, nos gustaban las mismas cosas.

Entre risas, charlas y bromas llegamos al boliche, estaba atestado de gente, quizás era demasiada.

-Vamos-Ashley me tomó de la mano cuando por fin estuvimos en la calle. Yo me dejé llevar, tampoco iba a ser una evitadota, la realidad era que nos llevábamos bien y no tenía cinco años como para decir que no quería darle la mano a un chico… Era estúpido, no significaba nada.

No entendí muy bien cómo, pero de repente, me vi rodeada de gente que bailaba al ritmo de la música y tomaba alcohol que daba miedo.

-¿La estás pasando bien?-Preguntó Ashley a mi oído. Sammi y Jinxx se habías esfumado en un momento y nos habían dejado solos. Así que no nos quedó más remedio que ir a bailar y pasarla bien.
-Sí-Dije mientras terminaba mi bebida-¿Me acompañas por otra?

Comencé a abrirme paso entre la gente dando empujones, realmente me estaba empezando a sentir mareada… ¡PERO LA NOCHE ERA JOVEN, Y NADA MEJOR QUE UN POCO DE DESCONTROL PARA INCIAR EL FIN DE SEMANA!
No recuerdo bien cuánto fue lo que bebí, Ashley sí, y me lo cuenta siempre mientras se ríe. Di una imagen patética, terminé vomitando fuera del boliche y con ganas de seguir tomando, pero Ashley me lo impidió.
-Broo, mejor vamos a casa. Ya es tarde-Lo miré con odio.
-No, no, quedémonos aquí que está bueno…-Juro que no era consiente de lo que hacía, juro que tenía un doscientos por ciento de alcohol en sangre y mi lengua se movía sola, yo no era así… Bueno, sí, era una descontrolada que no me importaba si terminaba tirada en un callejón teniendo sexo con un vagabundo… Pero no podía ser tan idiota de arruinar una cita así.

-Vamos, ¿puedes caminar?-Me agarré de su hombro para poder caminar en línea recta y asentí.

-Vamos a otro lugar, aquí apesta-Dije tercamente y comencé a caminar delante de él para llegar hasta la camioneta.

(Lo siguiente que voy a contar, o sea, el viaje en la camioneta, es lo que me dijo Sammi que hice, yo de eso no tengo registro alguno) Iban Sammi y Jinxx adelante, y Ashley y yo detrás, como a la llegada. Yo tenía mi cabeza apoyada sobre las piernas de Ashley mientras él me tocaba el pelo y me hacía callar cuando intentaba decir alguna estupidez.
-Ash, me quedo en la casa de Sammi…-Dijo Jinxx cuando estacionó frente a una linda casita (sí, así la definió Sammi a su casa “una linda casita”).

-De acuerdo, yo alcanzo a Brooklyn hasta su departamento-Para ese entonces yo ya estaba completamente dormida, así que despacio dejó mi cabeza apoyada sobre los asientos y se pasó al asiento de adelante para tomar el volante.
__________________________________________________________________
Hola, otra vez! espero que les esté gustando la historia :) si tenés alguna duda, sugerencia o simplemente querés decirme qué te parece, podés comentar o sino, al costado vas a ver un cuadro para escribir directamente a mi formspring.
Les mando un beso enorme, gracias por el tiempo que se toman para leer(me), en serio, me hacen muy feliz.

(Si te gustó, ¡RECOMENDAME!)

2 comentarios:

  1. Respuestas
    1. Muchas gracias, Cami :) el Jueves que viene subo el próximo capítulo, ¡atenti!

      Eliminar