jueves, 9 de febrero de 2012

Black Veil Brides: "Someone like you" ~capítulo 4~ (Fan Fiction)


(Y ahora es cuando recupero la memoria y soy consiente de todo).

-Broo-Ashley me movió delicadamente-Vamos, ya estás en casa, despierta.

-¿Qué?-Abrí solo el ojo derecho para ver dónde estaba, aunque no entendía mucho aún.

-Llegamos a tu casa-Repitió Ashley mientras ayudaba a que me pudiera incorporar.

-Oh, claro-Salí de la camioneta-Gracias por traerme-Dije, estaba dormida y borracha, y no sabía cómo haría para poder caminar, la pierna que me había golpeado antes de ir al boliche, justo en la puerta del local de ropa, me dolía horrores.

Traté de disimular y caminar hacia la puerta, pero el mareo que sentía me lo impidió y casi caigo nuevamente al piso.
-¿Quieres que te acompañe?-Ofreció Ashley mientras me sostenía.

-No quiero molestarte-Dije mientras los ojos se me llenaban de lágrimas… En ese momento me sentía débil y desprotegida, recuerdo esa sensación de ahogo que te da antes de un ataque de pánico, fue horrible.

-No, no es molestia, en serio-Dijo Ashley mientras me cargaba en brazos-No llores, ¿si?-Asentí y me sequé las lágrimas como una niña pequeña.

Le entregué las llaves del departamento a Ashley y él, no sé cómo, fue abriéndose paso. Primero en la puerta de entrada al edificio, luego con el ascensor y más tarde con la puerta de mi departamento.

-Llegamos-Dijo mientras me bajaba.

-Gracias-Dije mientras me sostenía del marco de la puerta-¿Quieres agua?-Era lo menos que podía hacer después de que me subí hasta aquí, ¿no?

-Sí, agua estaría bien. ¿Quieres que vaya yo?-Con cuidado y disimulando el dolor, caminé hacia la cocina.

-No, no, siéntate, yo traigo todo-Tiré mi mochila al lado de la puerta de mi habitación y seguí hasta la cocina por dos vasos de agua y una pastilla para el dolor de cabeza/rodilla/dignidad.

Luego de tomar la pastilla, me comencé a sentir un poco mejor. Así que salí de la cocina con el vaso de agua para Ashley.

-¿Estás seguro que solo quieres agua? Tengo Coca Cola o jugo…-Dije mientras iba hacia el living.

-No, agua está bien. Gracias-Recibió el vaso de agua y le dio unos cuando sorbos.

Yo mientras tanto me senté a su lado en el sillón y me quedé en silencio, quería morir. La noche había sido un fiasco… Y no lo culpaba si él no quería volver a salir conmigo. ¿Quién querría salir con una chica que se pone borracha para pasarla bien y relajarse en una cita?

-¿Fumas?-Le pregunté mientras agarraba el paquete de cigarrillos que me había dejado olvidado sobre la mesa de café.

-Sí-Le ofrecí uno, pero en vez de agarrar el paquete se puso de pie-Quizás otro día… Debo irme.

Definitivamente se quería suicidar luego del fracaso que había sido esta cita, un asco. Ni mi primera cita había sido tan desastrosa…

-Oh… De acuerdo-Me puse de pie dejando los cigarrillos a un lado y caminé hacia la puerta para abrirle y por fin dejar de torturar al pobre hombre.

-Me la he pasado bien-Dijo cuando coloqué la llave en el cerrojo. ¿Era una broma? Había sido un asco.

-Está bien…-Estaba dándole la espalda, no quería ver su cara, me hacía sentir mal-Sé que no es la mejor cita que haz tenido, fui un asco. Lamento haberte hecho perder esta noche…

-Brooklyn, no te estoy diciendo lo que digo por lástima-Me dijo mientras me colocaba una mano en la cintura y me hacía girar para que su cara (que ya estaba bastante cerca de mí) se fijara en la mía y pudiese ver mis ojos.-En serio la pasé bien.

-Sí, pero quizás si no era yo la que salía contigo la hubieses pasado muchísimo mejor-Bajé la mirada. Ahora venía la parte en la que me ponía como una borracha melancólica.

-Lo dudo, eres divertida-Levanté la vista para mirarlo. ¡ESTABA LOCO!

-¿Con qué clase de gente sales?-En serio, las demás deberían ser un desastre para que la agradara salir conmigo.

-A veces fans… Otras veces solo estoy una noche con chicas que conocí en el boliche-Me quedé de piedra, éramos tan parecidos (en lo de pasar solo una noche con alguien, digo)

-¿Sexo casual?-Pregunté sorprendida. Su cara seguía muy cercana a la mía.

-Mmh... Sí, podríamos decir que si-Contestó mientras sonreía.

Sin poder soportarlo más, acorté la distancia entre nuestros labios y lo besé. Quería ver qué ocurría, quizás si lo besaba mejoraría mucho más la situación. De repente, nuestras bocas era un campo de batalla y nuestras lenguas sus personajes principales, era una lucha descontrolada por ver quién besaba mejor o quién tenía mejor entrenada su lengua. Debo admitir que Ashley besaba muy bien, qué digo, muy, DEMASIADO bien a comparación de todos los demás que alguna vez había besado.

Lentamente, mientras sentía como el calor me subía por las piernas, cruzaba mi abdomen y salía por el cuello de mi remera, fuimos caminando por la casa (golpeándonos con todo lo que había a nuestro paso) hasta que por fin llegamos nuevamente al sofá. Hice que Ashley se sentara y luego yo coloqué una pierna a cada lado de las suyas y me senté sobre él. Nuevamente ataqué su sabrosa boca, parecía que estaba probando la droga más adicta que alguna vez había osado ingerir.

Ashley posicionó sus manos sobre mi trasero y las apretó, haciendo que se mi boca saliera un pequeño gritito de júbilo. Al separarme de sus labios, aprovechó para hacerse dueño de mi cuello y comenzó a besarlo y morderlo a su antojo, haciendo que de mi boca salieran pequeños jadeos de placer, él sabía lo que hacía.

Mientras él saboreaba mi clavícula y mis hombros, yo bajé mis manos y las posicioné sobre la hebilla de su cinturón, lentamente y con un poco de esfuerzo, la desabroché y arrodillándome sobre Ashley tiré hacia abajo de sus pantalones junto con su ropa interior para que su magnifica erección quedara totalmente descubierta.

-Aguarda, esto es muy incómodo-Dije mientras echaba mi cabeza hacia atrás, estaba presa de placer.

Ashley me hizo poner de pie junto con él y lentamente, mientras él seguía besuqueando mis huesudos hombros lo llevé hacía mi habitación. En la cama estaríamos un poco más cómodos y no sería necesario contorsionarnos.
____________________________________________________________
No se crean que me olvidé de ustedes! creo que me pongo más ansiosa que ustedes por que llegue el Jueves D: dentro de poco prometo que voy a subir aunque sea dos veces por semana, pero déjenme organizar mi cabeza :)
Como siempre, infinitas gracias por leer(me), si quieren decirme qué les parece ya saben, al costadito mi form y sino me dejan su comentario n.n

Si te gustó, ¡RECOMENDAME!

2 comentarios:

  1. Perdón por este minúsculo detalle.. pero Ash cómo sabía dónde quedaba la casa de Broo?
    Igual no importa... ME ENCANTO :3 Y sí, espero muy ansiosa de que llegue el jueveeeees :D

    Un beso :3

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me olvidé de poner en el capítulo anterior que Sammi le explicó cómo llegar a la casa de Broo, tenés razón xd

      Eliminar