jueves, 16 de febrero de 2012

Black Veil Brides: "Someone like you" ~capítulo 5~ (Fan Fiction)


Tiré a Ashley con violencia y volví a tirar de sus pantalones para por fin adueñarme de eso que tanto deseaba. Cuando por fin me deshice de todas esas prendas que me estorbaban, lentamente llevé su pene a mi boca. Pude oír como él soltaba un gemido. Llevó sus manos a mi nuca y comenzó a empujar, yo lo único que hacía era saborear de manera desesperada su hombría, podía sentir como a cada segundo que pasaba él estaba más y más excitado.

-Oh, Broo-Gemía una y otra vez mientras yo no dejaba de subir y bajar son mi boca. Estaba descontrolada, quería oírlo gritar mi nombre-Por favor…-Gimió exhausto, yo seguía y seguía, me lo quitaba de la boca, lo frotaba un poco y otra vez: primero la punta, y así iba metiéndomelo de a poco hasta que me llagaba a la garganta.

Cuando por fin lo quité de mi boca, me percaté de que yo ya estaba solo en ropa interior.

Me senté frente a él, sujetó mis piernas y me hizo recostarme. Me quitó mi sujetador y luego, lentamente, su boca se fue acercando a mis pechos. Sus suaves labios me hicieron estremecer cuando comenzó a (primero) besar mis pezones y más tarde mordisquearlos. Mi columna vertebral se estremecía y me daba espasmos con cada caricia que él me daba, estaba por morir. Ashley me sujetaba por las muñecas haciendo que mi capacidad de moverme fuera muy poca, me estaba volviendo loca.

-Ay, Ash-Gemí una y otra vez, no lo soportaba más, quería que me hiciera suya, ya me había hartado de las caricias y los jugueteos-Hazlo ya, por favor-Le rogué miles de veces, pero él seguía entretenido lamiendo una y otra vez mis (no) senos. A la décimo novena vez que grité su nombre comenzó a descender por mi abdomen y se quedó un poco más debajo de mi ombligo. Con suavidad y paciencia (la que le quedaba a él, yo ya no tenía), se deshizo de mi ropa interior por completo y levantó la vista para mirarme unos segundos a la cara, sus ojos brillaban con una intensidad descomunal, jamás había visto a alguien mirarme de esa manera, como si fuese todo para él… Mi corazón se estrujó.

Volvió a bajar su mirada y de repente, nuevamente una oleada de placer me embriagó. Sus dedos me recorrían como si nos conociéramos de toda la vida y supiese cómo y qué tocar, solté varios gemidos y arqueé mi espalda violentamente cuando por fin su lengua se posó sobre mi clítoris, era la gloria. Si eso era estar en el paraíso, por favor, mátenme ya y envíenme a ese glorioso lugar. Las manos de Ashley se entrelazaron con las mías, haciendo que los huecos vacíos que quedaba entre mis dedos se llenaras. Ashley era todo un experto, nunca jamás nadie me había dado tanto placer en una sola noche, esto era quizás mucho más de lo que podía soportar.

-Ash, no aguanto más-Rogué una y otra vez hasta que por fin cumplió lo que le estaba pidiendo.

Se recostó sobre la cama e hizo que yo me posicionara encima de él, bien, no era una de las poses que más me gustaba pero de lo desesperaba que estaba cualquiera me venía bien. Tomé su pene entre mis manos y lo acomodé justo en mi vagina, de manera relajada y tranquila empujé un poco y finalmente entró. Ambos gemimos al unísono.

A medida que el tiempo iba pasando, los movimientos se iban haciendo más violentos y rápidos, podía sentir como con cada minuto que pasa él se iba metiendo más y más en mí. Luego de estar un rato yo encima, me quité y le dije que estaba cansada de hacer todo el trabajo, así que él muy caballerosamente me recostó, besó mis labios y se puso encima de mí apoyando sus manos a cada lado de mi cabeza. Nuevamente sentí como me penetraba y hacía que se me escapara un fuerte grito de placer, estoy segura que la mitad del edificio sabía que yo estaba teniendo sexo.

Estuvimos muy poco en la posición “convencional”, luego, Ash me hizo arrodillarme en la cama, apoyando la cabeza contra el colchón y manteniendo mi cadera hacia arriba. Esa fue la pose que terminó con todo, en seguida, llegué al orgasmo, uno de los mejores que había sentido jamás. Poco tiempo después, Ash retiró su pene de mi vagina y eyaculó sobre mi espalda. Ambos caímos rendidos sobre las sábanas.

-¿Ahora tienes dudas de si la pasé bien o no?-Dijo mientras me volvía a dar un beso y tomaba una de mis manos. Sonreí, estaba completamente exhausta y estaba segura de que en cualquier momento mis ojos se cerrarían definitivamente hasta el otro día.

-Quédate toda la noche conmigo-Le susurré a modo de súplica y por fin me dejé arrastrar hacia la inconsciencia.
____________________________________________________________
Hola, pipol! ¿cómo les va? :D yo estoy re feliz, no sé, esto me llena de alegría, como siempre les digo. Acá les traigo un poco de acción ;) ya se los mostré a varios amigos y me dijeron que les gustó cómo lo expliqué... ¿Ustedes qué opinan? acordate de dejar tu comentario abajo :) o sino mi form, lo que más te guste.
Gracias por leer, como siempre les digo, me llenan de alegría <3 hacen que los Jueves sean uno de los mejores días de mi semana. Los loveo a todos y cada uno de ustedes.

Si te gustó, ¡RECOMENDAME!

2 comentarios:

  1. Hola! encontre tu fanfic de casualidad y me gusta un montón, la trama se me hace muy interesante! siguela porfa, ya quiero saber que mas pasa con Ashley y Broo :D Besos! :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias! próximamente voy a estar subiendo el capítulo número seis, desafortunadamente hoy no pude escribir ni tenía nada preparado :( en la semana voy a estar actualizando :) un beso!

      Eliminar